Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Get rich or die tryin'

Duración

117min

Dirección

Jim Sheridan

Guión

Terence Winter

Reparto

50 Cent, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Terrence Howard, Joy Bryant

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Get rich or die tryin'
Autor: malabesta
Fecha: 25/03/2006.
Póster Get rich or die tryin'

Get rich or die tryin'

Digerido por malabesta

"Get rich or die tryin'" es la mezcla entre biopic y ficción documental que 50 Cent protagoniza, para mayor gloria de sí mismo. Responde al estilo de "Ray" o "En la cuerda floja", otras biografías de músicos famosos. Pero mientras Ray Charles o Johnny Cash han tenido la decencia de morirse antes de que los homenajeen, 50 Cent es un poco más impaciente, y así le ha ido. Para dar muestra de la talla del personaje, una cita de la película: "...eramos cuatro negros con un único y solo objetivo: conseguir dinero y conseguir mujeres".

La trama, más que trillada, narra la triste y dura vida de Marcus (50 Cent), un delincuente juvenil, narcotraficante y matón, que sobrevive en las calles de Nueva York, tras morir asesinada su madre cuando el tenía ocho años. Saldrá del camino de los tiros tras una experiencia catártica en la cárcel (sin sodomía ni nada, no se crean), y se redimirá como rapero, aunque escuchando sus canciones, no sé yo qué será más nocivo para la sociedad. Viene a recalcar la idea que ya más o menos todos conocemos: los traficantes de crack que van armados por la calle en el fondo tienen su corazoncito y sólo son malos porque el sistema los ha hecho así.

Esto probablemente sea lo más curioso de la película: como mezcla a unos personajes bastante duros: traficantes, prostitución, tiroteos, mendigos, huérfanos, etc. pero vistos desde una óptica bastante infantil: Marcus, a pesar de vivir en una barraca rodeado de prostitutas, se mantiene fiel al amor de su infancia Charlene (Joy Bryant); ella también ha mantenido el amor por el delincuente durante 10 años. A veces esta visión da la impresión de que la película ensalza los ambientes delictivos y la vida del gangster, pero no es así. Lo que la película ensalza sin rubor es a su protagonista.

Lástima que 50 Cent no pueda mantener una película de casi dos horas. Es un actor sólido, apenas puede moverse. Además, hay algo en su aspecto y en la manera en la que actúa (por no mencionar el hecho de que parece hablar con la boca llena, siempre) que hace pensar que está más cerca del mono que el resto de los humanos. A su lado Terrence Howard se hace con la pantalla sin mucho esfuerzo, probablemente el mejor de la película.

La dirección de Jim Sheridan tampoco es gran cosa. Parece ser que contactó, a través de Bono, con 50 Cent interesado por su historia, pues por lo visto después de retratar su Irlanda natal, ahora ha cambiado su territorio a Estados Unidos, y parece que se dedica a representar el sueño americano: ya sean inmigrantes que consiguen salir de la miseria a base de duro trabajo, como "In America", o delincuentes que lo hacen cantando.

En fin, una película bastante mala, pero no tanto como para estar colocada como número treinta y siete de la lista de las peores películas de la historia, a juzgar por la IMDB. Recomendada para delincuentes en paro. Puntuacion