Ficha

País

Richard Donner

Año

2006

Título original

16 Blocks

Duración

105min

Dirección

Richard Donner

Guión

Richard Wenk

Reparto

Bruce Willis, Mos Def, David Morse, Jenna Stern

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de 16 calles
Autor: malabesta
Fecha: 29/03/2006.
Póster 16 calles

16 calles

Digerido por malabesta

Entretenida película de Richard Donner, director que acompañó la infancia y adolescencia de muchos con películas como "Superman", "Los Goonies", "Lady Halcón" o la saga de "Arma letal". "16 calles" no está a la altura de ninguna de ellas, pero aún así es un producto entretenido que a nadie hará renegar de haberse gastado los euros en ella en lugar de haber ido a ver una película española, o haberlos tirado a una alcantarilla.

"16 calles" cuenta la historia de Jack Mosley (Bruce Willis), un policía venido a menos que, como última tarea del día, tiene que escoltar a Eddie Bunker (Mos Def), un testigo en un juicio, al tribunal, que está (curiosamente) a 16 calles de la comisaría. Todo se complica cuando resulta que en dicho juicio los acusados son una serie de policías, incluido Frank Nugent (David Morse), antiguo compañero de Jack y que tratarán de impedir por todos los medios, generalmente a tiros, que ambos lleguen a testificar.

La premisa del guión es simple y tiene su gracia: Def y Willis han de atravesar las 16 calles llenas de policías en dos horas. La película se atiene a esta simpleza, y no hay tramas secundarias que alejen la acción de la cuenta atrás. Los personajes no tienen ningún tipo de desarrollo, a excepción de la pareja protagonista. Llega con saber que son los malos. Para mantener la emoción y la tensión a veces recurre un poco a las trampas para no mostrar información que pudiera destripar las sorpresas que han de venir, a costa de cargarse un poco la credibilidad de los personajes.

Donner administra bastante bien la historia, como corresponde a un director competente como él. No busca epatar al público más impresionable con cámaras lentas o al hombro, y el único lujo visual que se permite es el primer tiroteo, con la intención de que el público se sorprenda tanto como los protagonistas. Todas las demás escenas de acción están rodadas de manera que todo el mundo pueda apreciar con qué esmero han destrozado casas y autobuses a tiros.

Básicamente todo el metraje de la película está ocupado por los tres actores protagonistas, Willis, Def y Morse. Tanto Willis como Morse repiten lo de siempre, que no es malo. Willis es el enésimo policía perdedor, esta vez caracterizado casi como Torrente, y repite los mismos gestos de siempre. Claro que nadie frunce el ceño como Willis. Morse vuelve a trabajar para el Departamento, y aunque pocas veces es el antagonista, luce el uniforme con la credibilidad de siempre. Mos Def interpreta a un pequeño delincuente ligeramente retrasado, y aunque no hay manera humana de entender lo que dice y a veces está un poco sobreactuado, demuestra de nuevo que de los raperos metidos a actores es sin duda el más talentosos.

En fin, una entretenida película de acción, recomendada para todos los que siempre terminan de explicar direcciones con aquello del "...no tiene pérdida".

Puntuacion