Ficha

País

USA, Alemania

Año

2005

Título original

V for Vendetta

Duración

132min

Dirección

James McTeigue

Guión

Andy y Larry Wachowski

Reparto

Natalie Portman, Hugo Weaving, Stephen Rea, Stephen Fry, John Hurt

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de V de Vendetta
Autor: malabesta
Fecha: 2006-04-05.
Póster V de Vendetta

V de Vendetta

Digerido por malabesta

"V de Vendetta" es la esperada adaptación del cómic de Alan Moore del mismo título. Fíjense que digo adaptación. Todos aquellos que esperen que en la película se calquen las viñetas al igual que en "Sin City", saldrán decepcionados. Los que tengan una anchura de miras un poco mayor o que simplemente crean que el cómic original no es digno de envolver pescado, probablemente disfruten mucho más la película.

A grandes rasgos, cuenta la historia de V (Hugo Weaving) un terrorista enmascarado que lucha contra un gobierno de ultraultraultraderecha; en medio de la lucha se cruza con Evey (Natalie Portman), una tranquila asalariada que con motivo del encuentro ve como su vida "normal" se trunca, y entra a regañadientes en la realidad de V.

Los Wachowski, padres de la criatura, no se han olvidado de que lo que hacen es una película. Así que el farragoso desarrollo narrativo propio de Moore se simplifica notablemente. Allí donde él desarrolla la historia a través de gran cantidad de secundarios que no interaccionan entre sí, ellos adoptan una estructura más clásica. El protagonista es el protagonista, y los secundarios son los secundarios. También han modificado bastante la componente ideológica del original. El cómic de Allan Moore, con todo lo bueno que pueda ser (claro que a poco talento literario que uno tenga, es fácil brillar en el mundillo teniendo en cuenta que compite con personajes que van con mallas apretadas y los calzoncillos por fuera), no deja de ser un panfleto que esconde su vacuidad tras una fachada nihilista anarquista bastante trasnochada. La película no intenta ocultar nada, y no huye de su realidad de producción eminentemente de acción y entretenimiento, lo cual no implica que sea vacía.

Los Wachowsky actualizan un poco el asunto, además de poner de su cosecha. Lo más interesante de la película es el hecho de que mientras en el original, situado en un presente no demasiado lejano, la sociedad inglesa se ha transformado en un régimen fascista/estalinista total, al más puro estilo "1984;" no hay libertad de expresión, las calles están tomadas, la situación económica es calamitosa, la propaganda domina todos los medios de expresión, toda forma de arte ha sido prohibida... bajo esas circunstancias es muy fácil identificarse con alguien que lucha contra el régimen, por muy brutal que sea la conducta de éste. En la película los hermanos guionistas nos vuelven a decir que para ellos no hay peor prisión que el mundo tal como es, y su "V de Vendetta" se desarrolla en un futuro muy muy cercano; el conflicto nuclear del cómic es sustituido por un acto de terrorismo biológico, que termina por dar el gobierno a un partido filonazi. Aún así, la ilusión de libertad y tranquilidad se mantiene, que es lo que le interesa a los Wachowski, en lo que podría ser una exageración extrema de la realidad de la guerra contra el terrorismo de hoy en día, en el que con el fin de mantener una ilusión de seguridad, mucha gente entrega alegremente o no gran parte de sus libertades a las fuerzas de seguridad.

Además el maniqueismo del original, en el que Allan Moore dibujaba a un régimen que asesinaba a todos los homosexuales e inmigrantes a la vez que en un ejercicio de doble moral presentaba a todos los enemigos de V como pervertidos sexuales (violadores, pederastas, etc.), la película los simplifica bastante. Todos ellos son personajes planos, puestos en la trama con el único objetivo de ejercer el mal, y que terminarán por morir o redimirse. Este es otro punto en el que tal vez se la lleva la película. El cómic no deja de ser una muestra de cómo Moore y su ideología anarquista (sí, en pleno siglo veintiuno aún quedan anarquistas) es mejor que nosotros y las nuestras, y así su protagonista es una mente maestra intocable y que no conoce error, por encima del resto de los hombres, y su revolución imparable, terrorista, inmaculada y plenamente justificada le da la libertad al pueblo británico, que son como corderos. El V de la película es mucho más vulnerable, tiene sentimientos, llora, etc., y sustituye el ideal anarquista por el del sacrificio y la redención (temas recurrentes también en los Wachowski): la del protagonista que reconoce sus pecados y los purga, la del pueblo que en última instancia vuelve a luchar por la libertad que dejó escapar mansamente e incluso la de los "malos," que recuperan su humanidad.

Tanta simplificación termina por dejar huecos que en la película son rellenados por la acción. El cómic era tremendamente narrativo, pero la película no duda en echar mano de las peleas y el efecterío, que al fin y al cabo es lo que ha hecho famosos a los Wachowski, para entretener al público sufridor; a este nivel recupera bastante el tono de "Matrix," lejos de la sobresaturación de las secuelas, aunque a veces llega la película es demasiado barroca, llegando a romper la ilusión y hacerse un poco irreal. Dicen los créditos finales que el director era James McTeigue, pero mienten. La película lleva la marca de los hermanos, y James hace lo que hizo en la trilogía de Neo: director de segunda unidad.

Los actores están correctos, a excepción de Hugo Weaving, que está excepcional. Aunque se pasa la película detrás de una máscara y su lenguaje corporal roza el histrionismo, Hugo tiene probablemente la mejor dicción y la mejor voz de todo el panorama actoral actual (con permiso de Christopher Lee). Tanto él como Natalie Portman lucen un acento británico perfecto, fruto del trabajo con profesores de dicción (al menos en el caso de ella), muy alejado del método nacional (véase "Mar adentro") que consiste en ensayar delante de un espejo y que tu abuela te diga que lo haces muy bien.

En fin, una película muy entretenida, pero de las que entretienen aprovechando. Dará mucho que hablar: los seguidores del cómic prometerán linchamientos, los seguidores del Che dirán que es una crítica al gobierno de Bush (a pesar de que los autores hayan dicho por activa y por pasiva que no, ya se sabe, nunca se puede dejar que la realidad estropee un buen titular), los seguidores de Matrix dirán que mola mazo y los seguidores de Rohmer no irán a verla, pero aún así dirán que es muy mala. Recomendada para los que todavía recuerden la diferencia entre la v y la b. Puntuacion