Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Inside man

Duración

129min

Dirección

Spike Lee

Guión

Russell Gewirtz

Reparto

Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster, Christopher Plummer, Willem Dafoe, Chiwetel Ejiofor

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Plan oculto
Autor: bronte
Fecha: 12/04/2006.
Póster Plan oculto

Plan oculto

Digerido por bronte

Película muy recomendada. ¿Por qué? Porque es muy buena. A partir de aquí, no sigan leyendo si quieren llegar absolutamente vírgenes al cine, estado al que les conmino. "Plan oculto" reconcilia con el género de robos que últimamente flojeaba de manera criminal, y nunca mejor dicho, salvo excepciones tales como la pandilla de Ocean. La última entrega de Spike Lee es sin embargo más compleja, más intensa y más estimulante, básicamente porque introduce elementos morales y sociales, lo que dejará mucho más contento al público adulto.

Y no se crean que en "Plan oculto" no hay acción o intriga. Porque las hay, y además de manera brillante. Sería terrible que más allá de todo el discurso ético la película aburriera o tuviera tiempos muertos. Nada más lejos de la realidad. El reivindicativo director se luce como un auténtico virtuoso de la tensión narrativa, y si la película no fuera más lejos de la simple peripecia "robadora", aún así sería una película digna de ver.

Fundamentalmente por su excelente guión. Cuidadoso hasta los mínimos detalles. Cuesta mucho, pero mucho, ver una película en la que todos los personajes, desde el protagonista hasta el figurante de las tres frases, hayan sido bendecidos con una personalidad propia. Si no hay tiempo para una línea, se les deja un momento de gesto, lo que sea, con tal de que parezcan humanos y completos. Y todo ello engarzado en una trama perfecta. Sería necesario llamar al CSI para encontrar fallos en un guión de mecanismo complejo y generoso. Numerosos diálogos que aparentemente están ahí únicamente para hacer avanzar la historia y definir los personajes, al mismo tiempo abren numerosas subtramas, que puntualmente serán cerradas una por una, sin dejarse ninguna en el tintero. Al espectador impaciente, le parecerá demasiado. El gourmet agradecerá tanto pequeño detalle que ayuda a configurar un todo magnífico.

Un conjunto agraciado asimismo por el humor, sin necesidad de alivio cómico, un humor sútil e inteligente, un humor dirigido al público amante de la ironía dramática. Agraciado también por unos diálogos inteligentes, en gran parte memorables, a veces impactantes, obra de Russell Gewirtz, primerizo en la escritura para la gran pantalla, pero con un futuro, si no se tuerce, muy esplendoroso en esto del guión cinematográfico. Su película tiene figura, pero también tiene genio. Sus personajes son encantadores "polis y cacos", pero al mismo tiempo son seres morales, capaces de invertir las situaciones y propiciar un final inusual en este tipo de producciones.

Spike Lee no ha desmercido del brillante texto, y sabe poner en escena una película trepidante, no exenta de ciertos riesgos que salva sin problema. La utilización de planos "complicados", como aquel en el que Washington avanza literalmente sobre ruedas hasta el banco, o la inclusión de imágenes de videojuego, bienvenido el mestizaje, le sirven al director para tratar sus temas recurrentes. A saber, el racismo, los estereotipos, la propia responsabilidad, o el complejo juego social. Todo ello con un cuidadosísimo tratamiento de la imagen, con una fotografía efectiva y magistral, y una composición de los planos llena de esteticismo de manera recurrente.

"Plan oculto" es una película sobre el poder y la honestidad, sobre la redención y la justicia. Cuenta con un reparto sobresaliente, del primero al último. Denzel Washington repite papel de agente de las fuerzas de seguridad, honrado y valiente. Christopher Plummer vuelve a imprimir su marchamo de gran caballero de la pantalla, con ese carisma y elegancia que le son propias. Jodie Foster está especialmente contenida y contundente, con un papel de esos por los que las actrices auténticas pugnan de verdad, y Clive Owen consigue comerse la pantalla en varias ocasiones con un personaje que parece especialmente escrito para él, por la mezcla de testosterona y rectitud que exige.

No quiero acabar esta crítica sin referirme a la magnífica música de Terence Blanchard, a quien ya en otras ocasiones he alabado desde estas páginas, música que junto con la cinematografía de Lee consigue homenajear en no pocas ocasiones al género en los años '70. Más homenajes son visibles en esta cinta, siendo de especial agrado aquel dedicado al cine negro, con algunos de sus tópicos más visibles reinterpretados para la ocasión.

Buena, muy buena. Recomendada para todos aquellos que creen que hay cosas que no se pueden ni se deben perdonar. Puntuacion