Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

The Wild

Duración

94min

Dirección

Steve Williams

Guión

Ed Decter, Mark Gibson

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Salvaje
Autor: sensillo
Fecha: 13/04/2006.
Póster Salvaje

Salvaje

Digerido por sensillo

El mundo de la animación por ordenador parece estar copiando del rico universo de los postres lácteos y la bollería. Al igual que los petit suisses y los donuts, estas películas las hacen de dos en dos. Después de “Antz” y “Bichos”, y de “Buscando a Nemo” y “El espantatiburones”, la reciente “Madagascar” ya ha encontrado su réplica. Si estiro un poco más el símil alimenticio, podría añadir que “Salvaje” comparte además una manufactura muy industrial.

Los amigos de los aspectos más técnicos de la animación tienen una ocasión más para comprobar lo rápido que evoluciona la tecnología digital. Si en las primeras películas el argumento giraba alrededor de unos pocos personajes a los que costaba sudor y lágrimas animar, ahora empieza a ser asequible llenar la pantalla de figurantes. Otro elemento que empieza a abrirse espacio en estos largometrajes es el complicado y prolijo mundo de los pelos. Y ahora que pueden, hacen ostentación de ello. No ha de tardar mucho en estrenarse alguna película sobre hippies, o sobre las aventuras de Alec Baldwin en busca de una camisa con la que tapar su torso.

“Salvaje” repite el esquema de “Madagascar”, consistente en situar en la jungla a unos animales criados y mimados en cautividad. Como se podrán imaginar, cualquier intento de los guionistas por intentar utilizar el elemento sorpresa sobre el espectador habrá salido torcido desde el principio. La línea argumental es bastante débil y se desarrolla a través de una sucesión constante y agotadora de gags, con poca fortuna los más de ellos. Agotadora en su parte visual y como experiencia para los oídos. Gran parte de la animación actual ha caído en la moda de recurrir a unos dibujos de gran agresividad hacia el ojo: figuras angulosas, gran contraste cromático y escenas hiperaceleradas. Parece mentira que este tipo de cosas se presenten pensando en los niños. “Salvaje” está cortado por este patrón, pese a que sus protagonistas tengan apariencia de muñecos de peluche. En cuanto al oído, no puedo recordar muchos diálogos de la película que no hayan sido recitados a grito pelado.

En definitiva, una película con corazón de silicio. Buen escaparate de efectos visuales para hacer tiempo hasta el estreno de la auténtica apuesta de Disney de este año, que es la película de los cochecitos. Siendo totalmente innecesaria, acabará enterrada en el olvido entre otras películas de similar factura que empiezan a saturar las pantallas. Es una alternativa a una tarde aburrida de lluvia que no se tenga nada mejor que hacer, aunque se me ocurren muchos títulos hechos con más convicción.

Recomendada a quienes les daban dos. Puntuacion