Ficha

País

USA

Año

1982

Título original

First blood

Duración

97min

Dirección

Ted Kotcheff

Guión

David Morrell, Michael Kozoll, William Sackheim, Sylvester Stallone

Reparto

Sylvester Stallone, Richard Crenna, Brian Dennehy, David Caruso

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Acorralado (Rambo I)
Autor: bronte
Fecha: 25/04/2006.
Póster Acorralado (Rambo I)

Acorralado (Rambo I)

Digerido por bronte

Si a ustedes les dicen que las películas americanas triunfan por su gran promoción no hagan caso. Las películas que triunfan lo hacen porque por muy tontas que sean, tienen algo dentro. Un gran ejemplo de ello es "Acorralado", la cinta que dio lugar a una de las sagas más famosas y exitosas del cine. Aquella protagonizada por John Rambo, el veterano de la guerra de Vietnam que no encuentra su lugar en la sociedad civil.

De las tres, es ésta la mejor, la más consistente y con más fundamento. Puede que sea porque es la que está basada en una novela, y ya se sabe que los autores literarios sudan más la camiseta que los cine. Que nadie dice que sea culpa de éstos últimos, pero es así. Tiene esta película fama de ser muy violenta, aunque realmente el número de muertos sea mínimo. No obstante, no se equivocan los que creen que lo es. De una violencia incomensurable, pues sus 97 minutos de metraje están dedicados a la cacería de un hombre, lo cual no es exactamente equivalente a ir a recoger margaritas en el campo.

Rambo es una máquina de matar creado por el ejército, para llevar a buen término las más difíciles misiones en el Vietnam del napalm y de la guerrilla. Una vez reinsertado a la vida civil, Rambo es un apestado que no encuentra lugar donde caerse muerto. Su pacífico paso por una pequeña localidad desencadenará, sin embargo, la catástrofe, pues el pueblerino sheriff no quiere a un melenas como el protagonista husmeando por ahí. La simple peripecia de un policía cateto funciona como metáfora de la reacción de la sociedad americana con respecto a sus veteranos de la guerra de Vietnam a los que repudiaron, injustamente, por el simple delito de haber cumplido órdenes.

Aunque no se crean que la cinta pretende ser sutil en ese aspecto. La película dirigida por Ted Kotcheff, contempla en su estructura flash-backs sobre la pretérita guerra que ayudan al espectador a entender de qué mundo viene Rambo, y más aún, deja un momento estelar a Stallone donde narrar los horrores que allí vivió. Para más enjundia, reintegrado en USA ya no le quedan ni amigos ni familia. Es un hombre adiestrado para matar, para matar por su nación, al que nadie quiere ya en su país. Lamentablemente eso es lo único que sabe hacer, y a veces las sociedades están muy acostumbradas a esconder la suciedad debajo de la alfombra. Rambo es una especie de fiera, y por eso se encuentra como pez en el agua en enfrentamiento con la naturaleza. No es un personaje negativo ni mucho menos, tan sólo incomprendido en el lugar inadecuado.

Rodada con pericia para las escenas de acción, que son abundantes, la película sabe dosificar la información y los ritmos de manera que el espectador nunca se aburre, en un estilo muy de los años ochenta. Además, se puede contemplar a Stallone en la plenitud de su perfección corpórea. De necesario visionado aunque sólo sea porque ya es un clásico, y porque ha conseguido colarse en la iconografía popular.

Stallone también es el guionista de este superéxito. Así que recomendada para todos aquellos que aún crean que es tonto, y recomendada para gente que no siente las piernas, claro. Puntuacion