Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Mission: Impossible III

Duración

126min

Dirección

J. J. Abrams

Guión

Alex Kurtzman, Roberto Orci

Reparto

Tom Cruise, Ving Rhames, Keri Russell, Phillip Seymour Hoffman, Maggie Q

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Misión imposible 3
Autor: sensillo
Fecha: 2006-05-05.
Póster Misión imposible 3

Misión imposible 3

Digerido por sensillo

No hay dos sin tres. Ya está en las pantallas la esperada nueva entrega de las aventuras de Ethan Hunt. Esperada por todos aquellos a quienes les gustó la segunda parte y también por los que estábamos deseando que se acabara de una vez su campaña publicitaria.

“Misión imposible 3” viene con muy poco que aportar, en la línea de la anterior parte, firmada por John Woo. Es un espectáculo circense con más explosiones que gracia, que continúa una enloquecida carrera por conseguir el más difícil todavía. De seguir así, dentro de unos años cualquiera se preguntará con extrañeza por qué el protagonista usaba paracaídas para saltar al vacío. El muy mariquita. Y no es que moleste lo inverosímil de las situaciones. Al contrario, pues existe un pacto tácito entre el público y este tipo de películas que nadie debería obviar. El problema reside en que de tan previsible que resulta todo, es imposible que nadie abra los ojos, levante las cejas y deje caer la mandíbula del asombro. Que es lo que se pretende.

Los responsables ahora proceden del mundo televisivo, y prescinden en gran parte del manierismo formal de John Woo. Es un calco de la anterior película, pero rodada de una manera mucho más sobria. Más de lo mismo, pero sin palomas ni cámara lenta. ¿Qué es lo mismo? Pues Tom Cruise saltando de un lado para otro, como si estuviese encima de un sofá, mientras en el fondo todo explota de manera violenta. No faltan tampoco las suplantaciones de personalidad, muy al estilo Scooby Doo, que son ya como la marca de la casa.

Al invencible protagonista le inventan aquí su particular kriptonita, que no es otra cosa sino un ligue con el que se casa al principio de la película. La quiere mucho, porque se dan muchos besitos, y así el malo tiene dónde golpear para hacerle daño de verdad. El villano, por cierto, es Phillip Seymour Hoffman, quien después de haber recogido los elogios de la crítica por su “Capote” seguro que por inercia ve alabado también aquí su papel. Sin embargo, el personaje que interpreta no necesitaría más que de frotamientos de manos y miradas de refilón para su caracterización, a juego con el resto de la totalmente simple y plana película.

Si de la primera “Misión imposible” aún nos acordamos de la escena en la que Tom Cruise manipulaba un ordenador en una habitación insonorizada mientras colgaba de unos cables, no parece que sus secuelas quieran dejar nada para el recuerdo. Si preguntan sobre aquella película, la mayoría de la gente responderá que era la de Tom Cruise colgado boca abajo sudando la gota gorda. Interrogados por sus secuelas no sabremos qué decir. ¿Aquellas en las que el Dolby Surround nos reventó los tímpanos?. Desde luego, hay películas que más que dejar huella, dejan secuelas.

Entre el grupo de agentes de lo imposible encontramos a Maggie Q dentro de un minúsculo vestido nada menos que en el Vaticano. Y es que esta página había vaticinado su salto al cine de Hollywood, nada más verla en “Naked Weapon”.

Recomendada para los amantes de la pirotecnia y los petardos verbeneros. Puntuacion