Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Cake

Duración

94min

Dirección

Nisha Ganatra

Guión

Tassie Cameron

Reparto

Heather Graham, David Sutcliffe, Taye Diggs, Sandra Oh

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Bodas por encargo
Autor: malabesta
Fecha: 21/05/2006.
Póster Bodas por encargo

Bodas por encargo

Digerido por malabesta

"Bodas por encargo" es la traducción más que liberal de "Cake", la comedia romántica cuyo mayor mérito será el de haber sido la única con la osadía (al menos en España) de planear su estreno a la vez que "El código Da Vinci". Aunque tras haberla visto, tengo mis sospechas de que todo haya sido parte de un astuto plan de marketing, pues el único público que podría sentirse atraído por esta película será el que se quede sin entradas para ver "El código Da Vinci". Y los que se equivoquen de sala.

La historia es de las que ya deben salir hasta en los Phoskitos. Una aventurera y soltera empedernida llamada Pippa (Heather Graham) vuelve a casa de uno de sus viajes (sí, viene a ver los sanfermines, que parece que junto con el Opus es lo único que hemos exportado) y encuentra a su padre enfermo, y para echar una mano, asume parte del negocio familiar: se hace editora de una revista para novias. Allí conoce a Ian (David Sutcliffe), protegido de su padre y con una personalidad que desde el primer día choca con la de Pippa. Él es conservador, con una vida asentada, etc. El resto de la historia sólo es la excusa que lleva al inevitable final: ambos se enamoran mientras de fondo suena el emotivo y sincero artículo (o declaración, o editorial, o entrevista, o pintada en la pared que corresponda, según la comedia romántica de turno) que ella escribirá, exponiendo los sentimientos que la reconcomían. Añada usted unos personajes secundarios cómicos, encabezados por Sandra Oh, y ya está.

Por supuesto, técnicamente el guión cumple con todo. Las historias están todas bien expuestas y terminadas, el ritmo es más o menos constante y todos los personajes aprenden algo. Unos el significado del amor, otros a disfrutar la vida, otros a ser sinceros, Espantapájaros a ti te echaré de menos más que a nadie. Tanto aprenden que aquello parece una guardería para personajes. Hasta los extras comprendieron el verdadero significado de la Navidad. Todo está correcto, pero sin brillo u originalidad, lo cual llega a convertir a la película en un poco tediosa. Los intentos de remontar el interés dándole vueltas a la historia hacia el final, sólo hacen por aumentar el nivel de incredibilidad de la cosa, pero la mona mona se queda.

La dirección de Nisha Ganatra tampoco es gran cosa, y aunque probablemente si contase con el guión adecuado podría hacer una buena película al conocer el oficio y no entorpecer la historia, para conseguir una buena película a partir de un guión escrito en el cartón de una cajetilla de tabaco hay que ser un director con mucho talento, y no es el caso. Más le habría valido rodarlo todo sin trípode y dejando a los actores improvisar desnudos, que a muchos otros con menos arte que ella les ha dado muy buen resultado. Sólo haría falta decir que es una reinvención posmoderna y "de la calle" de la comedía romántica.

Las actuaciones de Heather Graham y David Sutcliffe son correctas, aunque tampoco mucho más. Ninguno de los dos tiene un carisma especial que logre superar la zanja de los diálogos grises y los personajes poco brillantes que tienen. Otro tanto para Sandra Oh, que casi consigue compensar el aspecto ridículo que le confiere el vestuario que le han puesto, que hace que parezca la Barriguitas polinesia.

En fin, una mediocre película, que aunque romántica es, de comedia no tiene demasiado. Recomendada sólo para gente sienta la irrefrenable necesidad de hora y media de tonos pastel.

Puntuacion