Ficha

País

Honk Kong, USA

Año

2006

Título original

Huo Yuan Jia

Duración

104min

Dirección

Ronny Yu

Guión

Reparto

Jet Li, Shidou Nakamura, Dong Yong, Betty Sun, Michelle Yeoh

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Fearless
Autor: malabesta
Fecha: 25/05/2006.
Póster Fearless

Fearless

Digerido por malabesta

"Fearless" se supone, según sus propias palabras, que es la última película de artes marciales que hará Jet Li. Pues será que ahora se va a dedicar a las tortas acrobáticas, porque la verdad es que, aunque el chico lo intenta de verdad, como actor dramático no vale mucho.

La película es auténticamente china, y por lo tanto, todos aquellos que no hayan estado expuestos al cine chino orientado al mercado interno, que vayan avisados: casi todo el cine oriental (a excepción quizá del japonés) tiene una fuertísima componente ultranacionalista, que además en el caso de China se suma a una clara ideología comunista y uniformista. "Fearless" no es menos, y los diez primeros minutos de película lo dejan claro. Transcurren en un combate en el que Huo Yuan (Jet Li) derrota de manera fulgurante a los mejores luchadores Europeos, hasta que se enfrenta con un luchador japonés (Shidou Nakamura), el único en principio capaz de hacerle frente. Estos minutos, además de una declaración de intenciones, son irónicamente (y probablemente de manera inintencionada también) una radiografía de la realidad económica internacional. En el momento en el que japonés y chino cruzan las primeras bofetadas, la película da paso a un largo flashback en el que se nos explica la biografía de Huo Yuan Jia.

El tal Huo Yuan fue un personaje real, y un héroe nacional chino en los momentos previos a la revolución de Mao, especialmente negros en la historia china, que a finales del s. XIX y a principios del XX pasó de mano en mano como la falsa moneda. Como a pesar de que el destino de la película es claramente doméstico, como el protagonista es Jet Li y Focus Features ha metido algo de dinero, se ha intentado matizar un poco el mensaje para adecuarlo al público internacional. Así los malos decadentes y retorcidos pasan de ser los occidentales en general (como en otras muchas películas de Jet Li, estilo "Érase una vez en China") a ser los ricos en general. En cuanto un personaje con chistera aparece en pantalla, uno ya sabe que alguna maldad va a cometer. Incluso el protagonista, que al principio es un afamado y triunfante artista marcial, mientras tiene éxito y dinero es un disoluto corrupto, pero por avatares del destino lo pierde todo. Sumido en la pobreza económica y moral, va a dar a una aldea remota en la que el trabajo duro en la explotación colectiva de arroz lo cura de todos sus males. Mano de santo. Por lo demás, unos cuantos discursos respecto a que las clases sociales y la sociedad del mérito son una construcción cultural y que todos los hombres son iguales, y ale, a zurrarse de nuevo, que para eso hemos venido.

Quitando estos tintes ideológicos (o quizá no), la película tiene un guión bastante infantil, en el que los malos son muy malos (y muy ricos) y los buenos son muy buenos y muy nobles, aunque sean rivales. No obstante, muchas buenas cintas se han hecho con menos, pero "Fearless" no sabe enlazar unos elementos con otros, y Jet Li pasa de la ciudad al pueblo y de ser malo a bueno bruscamente y sin demasiadas justificaciones, porque al fin y al cabo todos sabíamos que tenía que pasar.

La dirección de Ronnie Yu es muy en su línea: bastante mala. Abusa sin tasa de las cámaras lentas, con las que se afana por dotar a sus peleas de espectacularidad, también a base de planos demasiado complicados que al final lo único que añaden es confusión. A pesar de contar con Yuen Wo-Ping como director de acción (es el hombre detrás de "Kill Bill", "Matrix", "Kung Fu sión" y en general toda pelea que usted recuerde y no haya pasado en su colegio) las escenas de acción no pasan de mediocres. En ellas podemos ver a Nathan Jones, ex-luchador y ex-forzudo que ahora sobrevive como grandote profesional. También aparecía en "Thai Dragon", junto Tony Jaa, en el mismo papel que aquí: el occidental enorme al que el protagonista oriental bajito vapulea sin piedad.

El trabajo actoral es en general sonrojante. Jet Li en cuanto no está dando brincos, se ve que se ha metido en un papel demasiado grande para él. Betty Sun, el interés romántico del protagonista, es la peor ciega que he tenido la ocasión de ver en el cine en toda mi vida; tiene la excusa de que era su primera película.

En fin, una fallida película de acción, sólo recomendada para los que siempre han soñado con menear un pasaporte rojo.

Puntuacion