Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Man About Town

Duración

96min

Dirección

Mike Binder

Guión

Mike Binder

Reparto

Ben Affleck, John Cleese, Howard Hesseman, Mike Binder, Gina Gershon, Rebeca Romijn, Jerry O'Connell, Amber Valletta

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Diario de un ejecutivo agresivo
Autor: bronte
Fecha: 27/06/2006.
Póster Diario de un ejecutivo agresivo

Diario de un ejecutivo agresivo

Digerido por bronte

Dice un viejo aforismo que si en una película aparece Ben Affleck, la cosa se pone fea. Si además de Affleck también aparece Rebeca Romijn, yo recomendaría vislumbrar dismuladamente la salida más cercana. Y no me andaré con rodeos; si el filme ya no es bueno de por sí, la terrible y espantosa, repito, terrible y espantosa, banda sonora musical, lo hace insportable. Y que me perdonen todos aquellos que opinen que "Cucurrucucú, paloma" es una hito en la producción de canción ligera del siglo XX. En esta versión se hace insufrible.

"Diario de un ejecutivo agresivo", la traducción extremadamente libre de "Man about town" (que quiere decir algo así como alguien que conoce a todo el mundo en la ciudad, como una especie de gurú social), es un película que navega sin rumbo sin llegar a hundirse del todo, pero con un balance pésimo cuando por fin llega a puerto. Tanto en dirección como en guión, ambas obra de Mike Binder, el asesino gancho de "Minority Report", tiene algunos momentos de lucidez, que rápidamente son desechados para perderse de nuevo en un maremagnum que no dice nada al espectador.

Un ejecutivo agresivo,  como ya dice el título, dueño de una agencia de representación artística, se apunta a un curso de mejora humana de las personas,  que incluye la escritura de un diario íntimo. Y a partir de aquí la historia oscila entre el drama sentimental de un hombre que ha sacrificado su vida en el altar del éxito profesional, y la historia de intriga trepidente con chantaje y extorsión incluida. No se han escatimado tampoco algunas notas de humor, o eso parece, sustentadas en ocasiones por el padre de nuestro tiburón, también conocido como Howard Hesseman, y protagonista de aquella sitcom "Los primeros de la clase" (para los que todavía se acuerden).  Lo cierto es que no hace ninguna gracia.

En la parte de guión, la película toma aires en aquellos momentos en que Johny Clesse, el profesor del curso de mejora personal, dice algunas cosas que no están mal, y se hunde en el resto del metraje. A nivel de dirección, algo de gracia coge con el tema del chantaje y la situación de estrés final, un poco tipo "comedia de enredo", sin llegar a serlo. En el apartado de la interpretación pierde en todo momento, pues los actores principales, Rebeca Romijn y Ben Affleck son tirando a malos. Ella muy mala, especifico.

La película no quiere decir nada en el fondo. Si se quiere criticar al estereotipo del ejecutivo, habría que haber sudado más la camiseta, y si sólo se trataba de hacer un producto sentimentaloide, hubiera estado bien huir de algún tópico y no ponerlos todos, uno detrás de otro.

Recomendada para el representante de Falete.

Puntuacion