Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

The lake house

Duración

105min

Dirección

Alejandro Agresti

Guión

David Auburn, Eun-Jeong Kim

Reparto

Keanu Reeves, Sandra Bullock, Christopher Plummer, Ebon Moss-Bachrach, Dylan Walsh

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La casa del lago
Autor: bronte
Fecha: 01/07/2006.
Póster La casa del lago

La casa del lago

Digerido por bronte

Una película que tiene como tema principal una canción de Paul McCartney, así ya en principio no puede ser mala. Eso quiere decir que el director como poco tiene gusto estético, y que va a procurar que todo sea "bonito" en tonos pastel, sin estridencias, pero al mismo tiempo con intensidad. Como comprenderán, esto viene de perlas para una película romántica, romantiquísima como es "La casa del lago".

Remake de una cinta surcoreana del 2000 ésta es como poco, más americana. En todo. Aunque el ritmo también es lento, no tanto, y desde luego todo es más estilizado, sofisticado y más espectacular en todo caso. Claro que habrá parte del público que lo juzgue más artificial e infantiloide. Puede ser. Pero todos aquellos que disfruten con este corte de filme, que ya saben cómo es punto por punto, sabrán ver que no es ésta una mala película con relación a su género. Hasta dan un poquito de ganas de llorar al final. Lo sé, lo sé. En esta frase se ha caído la mitad potencial de la sala.

Una médico y un arquitecto comparten una casa. Así dicho parece de lo más normal. Pero lo cierto es que la comparten en diferentes momentos que se solapan. Él vive en el año 2004 y ella en el año 2006, pero gracias a un buzón mágico pueden mantener una relación epistolar en tiempo real. Así que en gran parte del metraje no se ven, y esto seguramente les recordará a "Algo para recordar", lo cual no es raro. Lo que pasa es que la historia está bastante bien construida, y el hecho de la ida y venida en el tiempo propicia que en algunos momentos puedan coincidir en determinadas circunstancias. Los cinéfilos, esos que saben descifrar las estructuras, se temerán lo peor desde el primer momento. Pero no seré yo quien desvele esta incógnita.

Sandra Bullock repite en su papel estrella. El de heroína romántica que vive amargada por su soledad. Quizás cada vez está más amargada, y no estaría de más interpretar de vez en cuando a alguien que tuviera algún amigo. Por su parte Keanu Reeves, pese a esos mofletes que se le están poniendo, en mi sincera opinión, sigue siendo uno de los galanes románticos más potentes de la gran pantalla, y a mí me llena los ojos cada vez que aparece. El tercero en discordia es Christopher Plummer, que siempre está bien, y no tengo nada más que añadir.

La clave del género, salvo en obras maestras, está en dar al público exactamente lo que espera. Por eso, esta clase de película, depende en gran medida de la estética de las imágenes y de saber acertar con el ritmo. Alejandro Agresti ha sabido como llevar un producto de este tipo, y aunque tanta demora haga que quizás baje la tensión en la segunda mitad, lo cierto es que la historia remonta al final, aunque sólo sea por las ganas que tenemos de ver a gente que se quiera.

Recomendada para ellas (entre las que me incluyo). Está claro. 

Puntuacion