Ficha

País

España

Año

2006

Título original

Los managers

Duración

105min

Dirección

Fernando Guillén Cuervo

Guión

Fernando Guillén Cuervo, Miguel Ángel Fernández

Reparto

Fran Perea, Paco León, Manuel Tallafé, Enrique Villén, Manuel Manquiña, María Jiménez, Lauren Postigo

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Los managers
Autor: bronte
Fecha: 07/07/2006.
Póster Los managers

Los managers

Digerido por bronte

Maravillosa, maravillosa. Una película maravillosa. Tanto, que estoy por decir que es la mejor película que he visto en los últimos diez años. O en los últimos veinte, fíjense bien. El único reparo que se me presenta es que no voy a tener calificativos suficientes para loar este monumento del séptimo arte, y eso, creánme, hace llorar el alma.

Lo primero que una siente al empezar a ver "Los managers" es cómo se le hincha el pecho de orgullo y contento al ver la cantidad de organismos (públicos) que han apoquinado dinero (público) para tan noble proyecto. Que si el ICO, que si el Ministerio, que si Generalidad por aquí y Generalidad por allá. Una maravilla.  Y todo muy bien empleado, porque todo es magnífico en este filme. Y esto lo demuestro yo ahora mismo en un pispás.

Para empezar el guión: glorioso. La historia es lo de menos. Dos muertos de hambre que deciden hacerse managers de otros dos igual que ellos. A partir de ahí, mucho pueblo, mucho paleto, que eso siempre resulta (acuerdénse de las españoladas) y mucha barraca de feria. Pero, para todos aquellos que duden y que no tengan fe, quiero decirles que también con este punto de partida se puede escribir un nuevo "Ulises". Y lo digo en serio. Pero más allá de eso, están las situaciones deliciosas, los diálogos chispeantes, la ironía del tema.

Por ejemplo, ¿quién no ha deseado alguna vez ver a Sancho Gracia, el actor que nos hizo temblar a todos como Jarabo, y esto es en serio, autohumillándose en una triste imitación de Tom Jones?, o ¿quién no ha deseado ver a Fran Perea, un actor como la copa de un pino, pasarse una hora y cuarenta y cinco con la ceja levantada así como diciendo "Aquí ejtoy yo"? ¿O quién no quiere ver a Paco León haciendo de "Luisma" en una interpretación tan memorable que casi estoy por decir que hasta el mismo Fran Perea, con su ceja al viento, consigue eclipsarlo?

Luego están las mujeres enseñando cacho, que no son muchas, pero llegan, cómo no podía faltar. Una cosa elegantísima. Y hablando de elegancia, lo mejor de todo es la manera glamourosa con la que se intenta llegar a la comicidad, sacando gente ridículamente vestida, agarrándose los genitales, alelados y demás pandilla. O esos diálogos incomensurables, con esos chistes que te partes el hueso palomo, que estábamos todos en el cine... ¡llorando! Porque esa es otra, la sala estaba abarrotada de adolescentes enamoradas de Fran Perea; por lo menos había... ¡tres! (y yo).

Tampoco quiero que piensen que en medio de la película no nos calzan un videoclip de los personajes corriendo por la playa como si fuera "Love story", sin que nadie sepa muy bien a qué viene eso. O que paren la supuesta acción a media película para hacer un juego de puertas en un pasillo, que dura más que un día sin pan, pero eso sí, uno se desternilla, se desternilla, porque eso es como ver a Lubitsch en estado puro.

Y lo mejor de todo, la propaganda antiamericana, sutil, sutil. Vamos, si no lo digo yo, no se dan ni cuenta, de verdad. Frases como "Esta muy truiste porque nou puede matar siviles en Espania, como los mataba en Irak", dicha por una coronel americana sobre su lugarteniente americano en una base americana en Lepe, creo recordar. Todo así, inteligente, fino, vamos, que no parece una película para oligofrénicos.

Ay, recomendada o para todos los que han intervenido en su ejecución o para nadie. No me decido.

N.A.: Como la retroalimentación me dice que hay gente que no ha pillado la descarnada ironía de esta crítica, no me andaré con más rodeos: "Los managers" es muy mala. Lo peor.
Puntuacion