Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Before it had a name

Duración

90min

Dirección

Giada Colagrande

Guión

Giada Colagrande, Willem Dafoe

Reparto

Giada Colagrande, Willem Dafoe, Seymour Cassel, Emily McDonnell

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Before it had a name
Autor: bronte
Fecha: 24/07/2006.
Póster Before it had a name

Before it had a name

Digerido por bronte

El espectador desprevenido puede llegar a pensar que "Before it had a name" es una película, pero nada más lejos de la realidad. El buscarle un nombre a este engendro es tarea tan ardua que siempre se quedará en "Antes de que tuviera un nombre" porque nadie se atreverá a dárselo. Si alguien se mete en el cine sin haber leído previamente la ficha técnica, a los quince minutos de proyección se encontrará a sí mismo preguntándose con angustia: "¿pero qué hace Willem Dafoe aquí?", así que antes de que se me vuelvan locos yo les resuelvo el enigma: es el marido de la directora.

Está bien eso de "en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza...", pero hay cosas que sobrepasan la capacidad humana de sufrimiento. El pobre Willem me daría pena de no saber, previa visita a la IMDB que es co-autor del guión, así que la pésima nota recibida por el filme está más que justificada. Lo incomprensible es que alguien dé dinero de su bolsillo para hacer cosas de èstas que ni van, ni vienen, ni suben ni bajan, pero aburren hasta la extenuación.

Una italiana, que recién ha perdido a su pareja, llega a la casa de campo que éste le ha dejado en herencia en NY. Una casa de estilo moderno bastante fea por cierto, como la película. Allí conoce al cuidador de la casa, Willem, y a partir de este momento, podría decir que sólo pasan tonterías, pero lo cierto es que casi no pasa nada, hasta llegar al final que raya en la oligofrenia. El caso, por contar algo, es que como la mujer no está muy bien mentalmente, no porque sea una enferma mental, sino porque es un personaje sin pies ni cabeza, a las tres horas de llegar a la casa se lía con el amo de llaves, que es otro individuo más raro que un perro verde. Se quieren, se desquieren, él aparece un día en la casa con otra, practican mucho el sexo, él le quita el tampón a ella y acto seguido le practica sexo oral, luego se ponen a cocinar, él imita "La botica de la abuela", vuelven a tener sexo, dicen cosas raras, se enamoran, un búho no deja de observarles, una muchacha se quita el relleno del sujetador, aparece el fantasma del muerto magreando a la tía del pecho plano, el búho se atusa las plumas, practican la postura de la cuchara, etc, etc, etc...

Podría decir que la película por lo menos merece la pena si se plantea como una sesión de erotismo soft, tipo esas películas que ponen en las televisiones locales bien entrada la madrugada, pero mentiría. Parece mentira que Colagrande, la directora, y Dafoe estén casados, porque es difícil encontrar escenas de sexo con menor pasión y "feeling" que las de "Before it had a name". El propio Willem luce ridículo en su interpretación, lo cual puede parecer increíble sobre todo teniendo en cuenta que el reparto es lo peor que se ha visto en el mundo occidental en los últimos cincuenta años. Y aún diré más, si Giada Colagrande como directora es malísima y como guionista supone el final de nuestra civilización, como actriz... como actriz yo jamás he visto nada semejante. Seguramente la versión doblada arregle un poco la cosa, pero yo que he tenido la dicha infinita de verla en versión original aún estoy espantada por la experiencia, y creo que tardaré tiempo en recuperarme.

Demorado su estreno varias veces en España, se empieza a dudar mucho que algún día la lleguen a estrenar, porque por muy tercermundistas que seamos los españoles en el plano cinematográfico, no nos merecemos esto. Yo ya he hecho mi parte, ahora cada uno actúe bajo su propia responsabilidad.

Recomendada para Mussolini.
Puntuacion