Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

United 93

Duración

91min

Dirección

Paul Greengrass

Guión

Paul Greengrass

Reparto

Christian Clemenson,Trish Gates, Polly Adams, Cheyenne Jackson, Opal Alladin y muchos más desconocidos por el momento

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de United 93
Autor: bronte
Fecha: 30/07/2006.
Póster United 93

United 93

Digerido por bronte

Cuando una piensa en la cantidad de víctimas civiles que sin tener ninguna capacidad de acción o defensa fallecen cada año, se da cuenta del gran invento que suponen los ejércitos profesionales, si es que han de existir conflictos. "United 93" es la historia de unas cuantas decenas de esas víctimas, pasajeros que volaban hacia San Francisco cuando tan inopinadamente se vieron atrapados por el choque de civilizaciones formulado por Huntington, en forma de terrorismo islámico.

Cinco años después del comienzo de la guerra contra el terrorismo (o así por lo menos lo denomina la película, aunque también se cuentan maneras más mundiales y más terceras de calificarlo), nos llega la primera película que se atreve a retratar tan trágicos sucesos. A la espera de que nos llegue la entrega de Oliver Stone, por el momento lo que podemos decir es que será difícil que sea tan aséptica, seria y respetuosa como ésta. De hecho, tan aséptica, seria y respetuosa, que prácticamente está rodada de forma documental. Unas cuantas cámaras al hombro, duración de la narración en tiempo real y un guión tan ceñido a la realidad que casi parece periodístico (periodístico de periodístico, no de "Salsa rosa").

Es por esto que salvo Gasset Dubois, nadie más reconocerá a ningún actor de esta cinta, pues son todos desconocidos en el sentido amplio de la palabra, recurso con el que el director busca la mayor empatía emocional del espectador al no poder hacer razonamientos como "este actor no pega nada en este papel" o similares. Ninguno de ellos requiere más atención que el resto, conformando todos una masa informe que aparece colectivamente frente a la cámara. Sin embargo,  al mismo tiempo, el director huye de la sensiblería evitando cualquier desarrollo dramático del guión. Ninguno de los personajes es seguido por la cámara de manera que pueda evolucionar su historia, y desde luego, ninguno de ellos tiene lo que consideramos "desarrollo dramático". Así que, olvídense de la presentación, el nudo y el desenlace en términos convencionales, y no esperen trágicos discursos sobre el patriotismo o la familia.

Pero tampoco crean que la película resulta fría o poco emocionante. Después de un largo prolegómeno la cinta llega a la famosa parte en que los pasajeros llamaron por teléfono a sus familiares para despedirse, conscientes de que iban a morir, y sobre todo, la película recrea el posible motín que tuvo lugar a bordo contra los secuestradores, en un último intento de evitar la acción suicida. Como todos sabemos, el avión, el cuarto del macabro plan de Al-Qaeda acabó estrellándose, pero el comportamiento de sus pasajeros impidió que fuera contra un objetivo civil, evitando así otra masacre como las acontecidas minutos antes en el World Trade Center y en el Pentágono. Son esos momentos, en los que se ve a seres humanos, sin más, conscientes de su propia muerte, aprovechar sus últimos minutos para expresar su amor a su gente, o esos últimos estertores de resistencia para evitar el desastre, lo que nos hace emocionarnos y ver lo mejor que puede aparecer en el hombre en la peor de las circunstancias.

Antes de ello, como decía, un largo prolegómeno en el que la película se detiene en tiempo real en mostrarnos la confusión y desorientación (incompetencia se podría decir) de todos los organismos, incluidos ejército y Casablanca a la hora de reaccionar ante un ataque sin precedentes como éste. A través de una dirección sobria, ágil y efectiva  pero sin patrioterismo, sin opiniones políticas panfletarias, sin ni siquiera la condena explícita contra gente que es capaz de ponerse tres piezas de ropa interior para asesinar a tres mil personas. Los hechos desnudos, sin interpretación, sin juicios de valor. Los hechos desnudos, hablando por sí mismos. Y aún así, incomprensibles.

Recomendada para gente que aquel día supo que el mundo había cambiado.
Puntuacion