Ficha

País

Francia, Méjico, USA

Año

2006

Título original

Bandidas

Duración

93min

Dirección

Joachim Roenning, Espen Sandberg

Guión

Luc Besson, Robert Mark Kamen

Reparto

Penélope Cruz, Salma Hayek, Steve Zahn, Dwight Yoakam, Sam Shepard

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Bandidas
Autor: bronte
Fecha: 04/08/2006.
Póster Bandidas

Bandidas

Digerido por bronte

¿Se dan cuenta cuando les decimos "Y esta película corresponde a la época en la que Hollywood sublimaba la guerra fría en las invasiones alienígenas" o cuando aseguramos  "esta película es una hábil metáfora sobre la caza de brujas"? Pues bien, cuando en algún momento del futuro se hagan tesis doctorales hablando de cómo el resto del planeta utilizó todo tipo de argumento para criticar la política internacional de USA en el SXXI quizás "Bandidas" ocupe una o dos líneas.

Y digo esto porque francamente es lo único reseñable del filme. Y digo reseñable en el muy neutro sentido de que llama la atención, no en el de que alcance cotas de magnificencia al hacerlo. Teniendo en cuenta que ya el "malo" es estadounidense, con la malvada intención de arruinar al pobre país mejicano y que la película adorna su guión con frases como "¿Cómo se las arreglan los Estados Unidos para intervenir en todo?" y lindezas por el estilo, uno ya se puede imaginar de qué va el percal. Al fin y al cabo firmando el guión está Luc Besson, que muy americano, muy americano no es. Buen guionista tampoco. En este caso también es el productor del filme, y todos estos ingredientes, unidos a su filmografía, lo convierten en una especie de parásito cinematográfico que no duda en malcopiar una y otra vez el estilo americano, y de vez en cuando lanzar pullitas aquí y acullá al país al que le chupa la sangre.

Lo mismo se podría decir de Salma Hayek y Penélope Cruz, que a fuerza de no conseguir buenos proyectos americanos, se enrolan en este producto híbrido, de paternidad francesa-mejicana-y un poquito americana, para poner de hoja de perejil al país que las ha convertido en estrellas. O estrellitas. O enanas rojas. Y encima en una cinta que definitivamente no es completamente estadounidense, porque los estadounidenses hubieran tenido más vergüenza a la hora de excitar los bajos instintos con material de rebajas. O de haberlo hecho, hubieran ido a por todas y de manera explícita, y no este quiero y no puedo, intento fallido de resultar picaruelos. A saber: luchas en el barro, tríos semicamuflados, escote por aquí, escote por allá... Lo que me queda claro después de "Bandidas" y después de "La leyenda del Zorro", es que al parecer todos los mejicanos hablan con sus caballos. ¿Nuevo maravilloso estereotipo? El tiempo lo dirá.

Así que, todos aquellos que decidan ver "Bandidas", han de esperar un producto netamente americano pero falsificado. Como cuando la gente se compra bolsos "Pucci" o "Brada". En este caso, la copia es sensiblemente peor que el original. Mucho discurso patriota sobre el pueblo mejicano, pueblo mejicano va, pueblo mejicano viene. Algún que otro estadounidense positivo, no les fueran a quitar la financiación. Mucho corset, pechonalidad, besos, muchos besos, más besos, y tal y tal y tal, como diría Jesús Gil, que bien podría haber sido el guionista de esta "vaquerada".

Si he de salvar algo, que sea una cuestión técnica a la hora de rodar uno de los tiroteos finales, donde sí que podemos ver resabios de "El quinto elemento" y de otras películas de Besson, aparte del camino abierto por "Matrix", claro está, y en la parte muy negativa, lo mal fotografiadas que están ambas actrices (sobre todo Penélope Cruz a quien le deseamos mucha suerte con "Volver" porque a este paso su filmografía americana va a ser carne de "directamente a los videoclubes"), y sobre todo el doblaje del malvado de la película, realizado por Salvador  Aldeguer, quien  no sólo se dedica recurrentemente a que los españoles le cojamos mucho asco a Antonio Banderas, sino que para "Bandidas", ha puesto realmente empeño en que le cojamos asco directamente a él.

Recomendada para gente con tendencia al "ménage a trois" pero muy reprimidita.

 
Puntuacion