Ficha

País

USA, Sudáfrica

Año

2006

Título original

The breed

Duración

94min

Dirección

Nicholas Mastandrea

Guión

Bob Conte, Peter Wortmann

Reparto

Michelle Rodriguez, Taryn Manning, Oliver Hudson, Hill Harper, Eric Lively

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Aullidos
Autor: malabesta
Fecha: 11/08/2006.
Póster Aullidos

Aullidos

Digerido por malabesta

Enésimo recuento de "10 negritos" que nos arrojan a la pantalla. No hay dos iguales, porque cada una de las películas que recupera este tema añade sus propios elementos; que si un alien, que si la escarlatina, pero tampoco hay dos distintas, porque al fin y al cabo siempre es lo mismo: una serie de personajes, de preferente universitarios de fiesta, van muriendo uno a uno a manos de una fuerza misteriosa.

"Aullidos" recrea el tema en una isla desierta, a la que un grupo de universitarios decide ir a pasar un fin de semana. Del catálogo de arquetipos disponible se escogió a los siguientes: el empollón responsable Matt (Eric Lively), su hermano el cabeza loca adicto a las fiestas John (Oliver Hudson) la deportista vegetariana novia de Matt Nicki (Michelle Rodriguez) la alocada y escueta de ropa amiga de la infancia de ambos hermanos Sara (Taryn Manning) y el alivio cómico, party boy y elemento racial discordante Noah (Hill Harper). Resulta que, oh sorpresa, la isla desierta no lo era tal, sino que en ella hay una mortal amenaza: unos perritos. Y en lugar de recoger palitos y jugar con la pelotita, se dedican a atacar a los personajes. A la sucesión de muertes y desapariciones (que por la descripción de los personajes ustedes ya habrán adivinado) se añaden torpemente un par de subtramas romántico/sentimentales (que si tú te acostaste con no sé quién, que si papá te quería más a ti, etc.) y ya tiene usted material para rodar casi un par de horas, y por cuatro pesetitas.

Descontando que la historia está más que vista, el guión tampoco está demasiado trabajado. Por supuesto, como es casi habitual en este tipo de producciones, los personajes tienen el desarrollo y la profundidad de un pack de playmobil, pero es que además la película tarda tanto en arrancar que tras media hora de verlos beber, estar de fiesta y hacer chistes estúpidos sobre sus infancias y experiencias sexuales, uno está deseando que aparezcan los dichosos perros y se los coman a todos, y al director y al guionista, ya de paso.

Del ya extenso catálogo de amenazas sobrenaturales que desfilan por películas como ésta, la de los perros no es la mejor elección. Aunque en muchas otras producciones la aparición de un perro bien planeada y escogida, como en "Cujo" o "La profecía" la verdad es que asustaba, aquí no se deshace de un cierto aire cómico. Por un lado está el hecho de que la dichosa manada de perros asesinos esté compuesta por pastores alemanes, pastores belgas y algún caniche que se habrá escapado, dando un aire más entrañable que amenazador; más parece que estén persiguiendo un frisbee que intentando comerse a un ser humano. Los intentos del director de subsanar esto añadiendo unas burdas cicatrices maquilladas sobre la cara de los perros, o rematando las escenas con primeros planos de los ojos de algún cánido (cualquiera que haya tenido uno en casa, sabe lo tremendamente amenazantes que pueden llegar a ser esos enormes y redondos ojos marrones, con esas cejas arqueadas como pidiendo perdón) que resulta un truco tan burdo que hasta en algún capítulo de "Los Simpson" se parodia este recurso (no en alusión a esta película, claro).

El reparto va a la cola de Michelle Rodriguez, que con mucho, es la que aporta más a la producción. No sólo tiene mucho más carisma y es mucho más atractiva que cualquiera de los otros, sino que es la única que parece que ha terminado de leer el guión. El resto de los actores no parece terminar de comprender la situación de sus personajes, llevando siempre un gesto de "¿dónde está la cámara oculta?" que le quita mucho a la película. Confusión que a mí, la verdad es que no me sorprende, porque "Aullidos" pasa por escenas totalmente ridículas: cinco adultos, aislados en una casa, sin luz, rodeados de perros asesinos y heridos no tienen mejor cosa que hacer que ponerse a beber ron y a tirarse los tejos los unos a los otros, como si aquello más bien fuese "La isla de los famosos".

En fin, una totalmente prescindible película, recomendada sólo para fans de Michelle Rodriguez, pues la vacuidad de la historia probablemente les permita imaginársela sin ropa mucho más fácilmente.

Puntuacion