Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest

Duración

150min

Dirección

Gore Verbinsky

Guión

Ted Elliott, Terry Rossio

Reparto

Jonnhy Depp, Orlando Bloom, Keira Knightley, Jonathan Pryce, Jack Davenport, Stellan Skarsgård, Bill Nighy

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Piratas del Caribe 2: El cofre del hombre muerto
Autor: sensillo
Fecha: 2006-08-16.
Póster Piratas del Caribe 2: El cofre del hombre muerto

Piratas del Caribe 2: El cofre del hombre muerto

Digerido por sensillo

Es un hecho que durante los noventa, a la fantasía en el cine se le añadió una capa de mugre y cinismo. Los héroes lo eran menos y los leotardos ya no resplandecían como antaño. La culpa, en gran parte, era del experto. El experto es ese enteradillo indignado, preocupado sobremanera por el verismo en el cine, sobre todo en sus aspectos más anecdóticos.

Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra” recobraba el cine de aventuras de toda la vida, que no tenía que rendir cuentas ni a los libros de historia ni a ninguna otra cosa que no fuera entretener al público. Y fue todo un éxito. Tanto, que mucho me extraño que no aparecieran al momento películas como “Bucaneros de la mar salada” o “Corsarios de pata de palo”. Quizás debido al anterior fracaso que fue “La isla de las cabezas cortadas”. Pero lo que era del todo inevitable era una secuela.

“Piratas del Caribe 2: El cofre del hombre muerto” es mucho más grande que la parte anterior en todo, incluyendo la duración, con su dos horas y media. Lo que no quiere decir que sea mejor, ni mucho menos. Si a la primera parte se le agradecía lo ligera que resultaba, esta secuela surca la pantalla del cine de manera mucho más pesada. Más personajes y una trama mucho más densa hacen que haya algunos momentos en que incluso llegue a embarrancar. Afortunadamente, al contrario de lo ocurrido con las pretenciosas secuelas de "Matrix", “Piratas del Caribe 2: El cofre del hombre muerto” no pierde en ningún momento el norte y sigue fiel al espíritu lúdico de la primera, sin perderse en fatuas disquisiciones filosóficas ni pedantería intelectual.

Leyendas de marineros, combates navales, duelos a espada y gente saltando de cuerda en cuerda. Y muchos piratas. Todo ello en cantidad. La película no puede defraudar sino a quien vaya muy despistado al cine y espere encontrar algo distinto de lo que la película proclama a los cuatro vientos.

Prosiguen las aventuras del capitán Jack Sparrow, arriesgada creación de Johnny Depp, que adquiere aquí aún mayor protagonismo. Siempre acuciado con deudas pendientes con el más allá, sus aventuras giran en esta ocasión en torno a la búsqueda del corazón de un sanguinario pirata fantasma que, junto con su tripulación de sushi y la ayuda de un chipirón gigante, siembran el terror por los mares.

Muchas caras conocidas con respecto a la primera parte, y todos repitiendo su papel en la misma línea sin la mayor sorpresa.

En el apartado técnico, todo mucho más grandioso que nunca, gracias a la asistencia del poderoso caballero que es Don Dinero. Rodada en distintas localizaciones del Caribe, el paisaje juega mucho a su favor. Los efectos generados por ordenador lucen también en la gran pantalla, si bien la tripulación del “Holandes Errante” impresiona más en las escenas nocturnas. A la luz del sol, sin embargo, los colores digitales resultan casi tan poco convincentes como las máscaras de látex de los villanos de las series japonesas de superhéroes.

En resumen, cine de aventuras. No tan ligero como debiera, pero recomendada a todos aquellos que estén dispuestos a darse un atracón.

Recomendada para los que juegan con las cigalas de la paella. Puntuacion