Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Monster House

Duración

91min

Dirección

Gil Kenan

Guión

Dan Harmon, Rob Schrab, Pamela Pettler

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Monster House
Autor: bronte
Fecha: 03/09/2006.
Póster Monster House

Monster House

Digerido por bronte

Anonadada estoy. Y más anonadada aún, cuando reparo en que dentro de un año, o menos, "Monster House" será una antigualla. Pero bien vale la pena disfrutar en estos días de esta película de animación en donde, no sólo los fondos parecen reales, sino que las expresiones y los movimientos de los personajes animados están absolutamente ceñidos a la realidad. ¿Cuál es el futuro de los actores? ¿Quién necesitará seres de carne y hueso en los telefilmes o en la serie B? Los personajes de "Monster House" tienen tal vida en cada una de sus frases y movimientos, que no se puede por menos que tener la sensación de que estamos asistiendo al nacimiento de la nueva era.

Así que aunque sólo sea por el aspecto técnico, "Monster House" merece un visionado. Paralelamente está la historia y el guión, que sin llegar al grado de excelencia de la parte infográfica cumple con creces, sobre todo para los más pequeños. El punto débil quizás resida en la trama, algo enclenque en sus motivaciones. La manera en que se explica el por qué del encantamiento de la casa, no sólo es algo incoherente dentro del mundo fantástico creado para esta ocasión, sino que además es presentado de manera algo torpe y precipitada hacia el final. Y añadiendo unas dosis de sentimentalidad que no sé yo si realmente hacían falta en una producción que empieza con tal vocación trepidante y audaz. Y es que la primera media hora de "Monster House", aquella en que se plantea la intriga que genera la casa son un magnífico ejemplo de oficio a la hora de plantear secuencias del mejor suspense.

Cuando la película deriva hacia el final apoteósico de lucha que impone la fórmula pierde un poco de fuelle por hacerse quizás demasiado largo y repetitivo, y por la precipitación de todas las acciones funcionales, que caen como una plancha de acero desde un octavo piso sobre el espectador que no sabe si esa explicación es lo suficientemente convincente o no, y que quizás hubiera agradecido algo más de esfuerzo a la hora de trabajar el origen de la historia. Pero una vez más, esas fallas estructurales son paliadas por un buen guión en el que no falta el humor y los diálogos ágiles. Y no sólo eso. El diseño de personajes, tan reales y tan vivos, facilita que el público siga animado las aventuras de estos tres niños.

D.J. y su amigo albóndiga llevan años dándose cuenta de cómo una espantosa casa de su vecindario, guarda un terrible secreto. Algo pasa en la finca, cuyo dueño impide sistemáticamente que los niños se acerquen a su cesped, confiscando todos los juguetes de manera sistemática. Cuando por fin se descubre que la casa tiene vida propia, y cierta tendendia a comerse cualquier cosa que entre dentro de su campo de acción, los dos niños, ayudados por una cuasi nueva víctima, Jenny, habrán de resolver el misterio y liberar al vecindario de tan enojoso inquilino. Y todo ello en el día de Halloween, que tiene más gracia. Porque los americanos si algo tienen es que le sacan punta a todo. Aquí tenemos el Día de Todos los Santos y ya ven qué retratado aparece en el cine español. Nada.

Una película dinámica, divertida y entretenida. No una obra maestra, pero definitivamente recomendable. Recomendada para la vecina del sexto. Puntuacion