Ficha

País

USA

Año

1994

Título original

Clerks

Duración

92min

Dirección

Kevin Smith

Guión

Kevin Smith

Reparto

Brian O'Halloran, Jeff Anderson, Jason Mewes, Kevin Smith,

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Clerks
Autor: bronte
Fecha: 05/09/2006.
Póster Clerks

Clerks

Digerido por bronte

Quizás el mayor encanto de "Clerks" resida en su cutredad formal. Es como una especie de ofensa gratuita a las grandes majors y los grandes intelectuales, demostrando con qué poco se puede hacer una película. Una especie de paseo "chuleta" por delante de los grandes guionistas y los grandes directores que lo único que hacen es aburrir al personal. Porque, y esto es una consecuencia lógica, Kevin Smith no es un gran director, o por lo menos no lo era a la altura de "Clerks". Como guionista es más bien la historia del pobre pollo de latón al que se le va a acabando la cuerda; cada película suya ha sido peor que la anterior, hasta llegar a la catastrófica "Una chica de Jersey", que hay que frotarse mucho los ojos mientras se visiona, porque lo más lógico es no dar crédito. Pero, también es cierto que conocer las circunstancias en las que este buen hombre rodó esta película, sin dinero, tirando de amigos y familiares, rodando en su mismo local de trabajo... Es para quitarse el sombrero y aceptar que el que no hace, es porque no quiere.

Puede que "Clerks" sea la mejor película de Kevin Smith. Aunque eso sería difícil de dilucidar preguntando a sus fans que son todos unos fanáticos. No hay más que ver que no fueron a arrojar tomates a su casa cuando estrenó "Una chica de Jersey". Así que sí le preguntan a la experta, diré que técnicamente no es de Oscar, pero es la que tiene más gracia y desparpajo, con mucha diferencia. Un poco como le pasa a Almodóvar, que cada nueva película es más perfecta que la previa pero al mismo tiempo más rancia. En "Clerks" el entonces neófito guionista y director toma el pretexto de seguir durante un día a dos tenderos para hilar una serie de chistes o gags efectivos, aunque con dificultades para establecer una historia con una coherencia, esencia o finalidad única. Aunque también puede que ese sea otro de sus encantos.

Se puede decir que con "Clerks" los "frikis" entraron en el cine. No los "freaks" sino los "frikis", que a ver si la RAE se pronuncia ya al respecto. Los personajes principales son "frikis", los personajes secundarios son "frikis", el director es un claro "friki", y los espectadores devotos son "frikis". Y no sólo eso, sino que asimismo entraron en el cine las conversaciones prototípicamente "frikis", que si la "estrella de la muerte", que si "maneras de morir genuinamente frikis". Y también se creó material directa y exclusivamente dirigido a los "frikis": una saga. La de Jay y Silent Bob, y el resto de películas y apariciones que estos personajes han dado de sí, probablemente injustificadas, por lo poco interesante de los citados caracteres.

Vista con distancia, se le ven los costurones y los remiendos. Pero si se vuelve la vista atrás se entiende que en aquellos momentos fuera algo sorpresivo y novedoso. Aparte de que hay momentos graciosos. Planteamientos originales y apoyados en unos divertidos diálogos fluidos e inteligentes, aspecto que es siempre será el gran fuerte de Kevin Smith, cuando no se pone en plan trascendental-emotivo. Supongo que para este tipo de cine también hace falta una sensibilidad especial. No porque haya significados ocultos que sólo algunos pillan, sino más bien por la capacidad de valoración que requiere lo que hay, porque no hay más. Una salud mental equilibrada lo valora como "bien" e incluso sabe apreciar los intentos por dar un acabado consecuente a todo el conjunto. La manera en que el director hila sus gags para que tengan consecuencias graciosas unos minutos más tarde, es algo muy a tener en cuenta, aunque finalmente la cosa no coja aires de gran película en ningún momento.

Un filme de obligatorio visionado, aunque sólo sea por lo que fue en su momento. Sigue haciendo pasar un buen rato. Recomendada para dependientes, tenderos, empleados, comerciantes y lonjistas. Puntuacion