Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Bubble

Duración

73min

Dirección

Steven Soderbergh

Guión

Coleman Hough

Reparto

Kyle Smith, Debbie Doebereiner, Misty Dawn Wilkins, Omar Cowan, Laurie Lee

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Bubble
Autor: malabesta
Fecha: 24/09/2006.
Póster Bubble

Bubble

Digerido por malabesta

"Bubble" es el nuevo experimento de Steven Soderbergh, rodado en imagen digital de alta resolución, y estrenado (casi) simultáneamente en televisión, cine y DVD, es la primera de una serie de seis películas de bajo presupuesto que Soderbergh rodará para HDNet Films y que seguirán la misma ruta comercial. El objetivo principal de todo esto parece ser el de asentar el formato de alta definición en el sector, y probar métodos alternativos al sistema de estrenos tradicional (y alternativo a los diferentes impuestos revolucionarios que tenemos por aquí) para frenar la piratería. Además de sacarse unas pesetillas, claro.

Con un presupuesto de un millón y medio de dólares, la película está rodada con actores no profesionales, usando sus propias casas como escenarios, apenas sin exteriores, sobrepasando escasamente la hora de metraje y con una banda sonora muy pero que muy minimalista (un señor tocando la guitarra), a la vista de lo cual uno se pregunta en qué se han gastado el millón cuatrocientosmil dólares de las vueltas.

La película cuenta la historia de Martha (Debbie Doebereiner) y Kyle (Kyle Smith), amigos y residentes en el medio oeste americano. Ambos trabajan en una fábrica de muñecas, que acaba de contratar a Rose (Misty Dawn Wilkins), una madre soltera de la edad de Kyle (Martha es bastante mayor). Evidentemente, se establece el triángulo, en el que Kyle parece desplazar a Martha en favor de la recién llegada. El reparto es como la selección de fútbol de las Islas Feroe, que ninguno es profesional, pero ahí están codeándose (en más de un sentido) con profesionales multimillonarios. Los tres protagonistas rinden notablemente bien, especialmente Debbie Doebereiner, que da una vida y una credibilidad a su personaje impresionante. En parte todos trabajan bien gracias a que se interpretan a sí mismos, aunque ser uno mismo delante de una cámara presenta gran dificultad, como cualquiera puede apreciar en el vídeo de alguna boda familiar.

No obstante, Soderbergh es un hombre de recursos, y para aprovechar un poco más a sus actores, "Bubble" se rodó de una manera un tanto peculiar. Todas las escenas se rodaron en secuencia (es decir, en el mismo orden en el que nosotros las vemos), y ninguno de los protagonistas conocía la historia más allá de lo que ya había rodado, de manera que, como los personajes estaban escritos a imagen y semejanza de los actores, se aprovechaban las reacciones naturales de los actores, que improvisaban gran parte de sus diálogos.

En parte como efecto secundario de esto, la película tiene un aspecto bastante documental, rodada con iluminación bastante natural y con unos emplazamientos de cámara estáticos que dan lugar a largos planos secuencia, la manera más fácil de rodar dado el alto grado de improvisación. El resultado es una aproximación a la historia y a los personajes bastante distanciada, en la que Soderbergh monta y observa la historia de la misma manera fría y sistemática con la que sus personjes montan muñecas en su fábrica.

Como consecuencia de la parsimonia de los planos y de tanto dichoso distanciamento, el ritmo es muy lento, aunque no llega a aburrir gracias a que la película es corta, y la historia (que termina por ser muy pequeña) no deja de parecer algo que pasa demasiado lejos del espectador, que no termina por meterse dentro de la película.

En fin, un experimento visual que no es ni ensayo, ni error, si no todo lo contrario. Recomendada para empiristas del cine.

Puntuacion