Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Paht girlz

Duración

99min

Dirección

Nnegest LikkÚ

Guión

Nnegest LikkÚ

Reparto

Mo'Nique, Jimmy Jean-Louis, Godfrey, Joyful Drake, Eric Roberts, Jack Noseworthy

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Chica XXL
Autor: malabesta
Fecha: 27/09/2006.
Póster Chica XXL

Chica XXL

Digerido por malabesta

"Chica XXL" ha tenido una carrera fulgurante: la productora (Fox) no tenía demasiada fe en la película, así que se estrenó sin demasiada publicidad y no se hicieron sesiones previas para la crítica. Sin embargo, y a pesar de que nadie daba un duro por ella, ha conseguido, en unos pocos meses, llegar al número 11 de la lista de las cien peores películas de la historia, según la IMDB. Ahí es nada. Bien sabe el que nos lee con asiduidad que en esta página no solemos confiar demasiado en rankings, festivales, Razzies y demás, pero la verdad es que esta vez han acertado.

Raras veces uno se encuentra con una película tan nefasta en todos sus aspectos. Ayudada además porque su público objetivo es bastante restringido, y mucho más en Europa: problemas de sobrepeso tenemos, pero población afroamericana con más de cien kilos de peso, no. Como mucho euroafricanos, pero espero que el término políticamente correcto no cuaje. En USA casi la mitad de las mujeres de esa etnia sufren de obesidad, no de sobrepeso, así que probablemente la película hubiese triunfado si además de obesas, dichas mujeres no fuesen demasiado listas; pero como una cosa no tiene nada que ver con la otra, "Chica XXL" ha sido un notable fiasco.

Justificado en parte por su historia: Jazmin (Mo'nique) es una dependienta de unos grandes almacenes, entradita en kilos, que aspira a ser diseñadora de ropa xxl pero con estilo. Vive amargada por lo mal que la tratan todos los delgados del mundo, que en la película son además generalmente blancos, y su único apoyo es su amiga Stacey (Kendra C. Johnson). En medio de un gran depresión, compra un lote de píldoras adelgazantes, y aunque no pierde ni un grama, gana un premio consistente en un fin de semana en Palm Springs con todos los gastos pagados. Ella y sus amigas conocen allí a un grupo de médicos nigerianos para los que el ideal de belleza es, curiosamente, bastante diferente a la pasarela Cibeles. Será cosa de vivir en un país con problemas de hambruna. El caso es que hay mucho amor, muchos líos y sobre todo, ideas muy poco originales y unos chistes horribles, a base del abuso de ese sentido del humor tan típicamente negro, o así percibido por nosotros gracias a una educación en el tema a base de teleseries, a medio camino entre chuleta y delincuente.

La calidad del guión es bien dudosa. A pesar de que uno podría pensar que un producto como este abogaría por la igualdad, porque la belleza está en el interior y demás zarandajas, "Chica XXL" sólo traslada la discriminación. Los blancos son todos idiotas, menos el gay de turno. Los hombres atractivos para las protagonistas son todos apolíneos y musculosos, a los feos y gordos que los parta un rayo, o que se hagan su propia película. La visión que da de Nigeria y de los nigerianos parece más propia de los primeros barcos que volvieron con indígenas a Europa que de alguien que tenga acceso al National Geographic, a una enciclopedia o a los cromos de los Phoskitos. A pesar de que el guión está claramente basado en los personajes, estos son bastante planos, incluso la protagonista, que siguiendo las modas se presenta a sí misma con una voz en off, que eso siempre le ahorra muchos quebraderos de cabeza al guionista.

La dirección sigue la línea del guión, que para eso son obra de la misma persona. Todo convencional, pero del lado malo de los convencionalismos. Escenas muy mal ligadas entre sí, muchas veces a través de artificiales montajes musicales, que generalmente son bastante insoportables pero que aquí alcanzan la categoría de tortura china; una dirección de actores pésima, lo que da lugar a unas interpretaciones totalmente artificiales, punteadas por unos diálogos nefastos, empeorados aún si cabe por el doblaje, puesto que el slang en el que suponemos que se manejan las protagonistas es de muy difícil traducción. Además de no saber qué hacer con sus actores, Nnegest Likké tampoco los conoce demasiado. Apoya muchas de las escenas en la vis cómica de su protagonista, Mo'nique, que para qué negarlo, tiene la misma gracia de una cirugía maxilar.

En fin, una espantosa comedia, sólo recomendada para los que la hicieron, que son los únicos que se la merecen.

 

Puntuacion