Ficha

País

Alemania

Año

2006

Título original

The thief lord

Duración

98min

Dirección

Richard Claus

Guión

Richard Claus

Reparto

Aaron Johnson, Rollo Weeks, Jim Carter, Caroline Goodall

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El príncipe de los ladrones
Autor: bronte
Fecha: 10/10/2006.
Póster El príncipe de los ladrones

El príncipe de los ladrones

Digerido por bronte

Cornelia Funke es una de las autoras de literatura infantil y juvenil más importantes del momento. Su éxito, aparte de su habilidad en la narración, claro está, radica básicamente en los ingredientes con los que sazona sus obras, en gran medida básicos a la par que clásicos. En "El príncipe de los ladrones" tenemos una vez más a un grupo de niños que se ven envueltos en una aventura en la que no faltan el misterio, la fantasía y la magia. Próspero y su hermano Bonifacio son dos hermanos huérfanos que huyen de su malvada tía Ester para encaminarse hacia Venecia a donde su madre, cuando estaba viva, quería trasladarse. Allí conocerán al ya citado Príncipe de los ladrones, un jovencito que les introducirá en un grupo de niños también huérfanos y que se dedican al pillaje para poder sobrevivir.

Lo bueno de la historia es que en ningún momento se glorifica el hurto y o robo como conducta, y que como siempre en este tipo de tramas se insiste en el valor de la amistad, en la lealtad y en la bondad, quede constante. También se juega con la muy fantasiosa idea de que algunos adultos acompañen a los niños en su aventura, con lo cual queda más que ratificado que el argumento no está basado en hechos reales, y al mismo tiempo se altera un tanto la emotividad con el hecho de que los niños carezcan de padres, que eso siempre toca la fibra hasta al más bruto. También hay efecterío, aunque discreto y sopesado, cualidades que tanto escasean hoy en día en el cine.

Sin querer desvelar la trama, diré que en "El príncipe de los ladrones" el objetivo de todo el cotarro es encontrar un artilugio mágico que representa el sueño oculto y a veces no tan oculto de casi todos los niños (que luego nos pasamos la vida arrepintiéndonos pero ya no hay marcha atrás), y como tal, gustará a los pequeños por saber conectar con muchas inquietudes y vicisitudes propias de la niñez. La película, alemana, (que quién lo iba a decir con el acento tan "british" que lucen sus protagonistas), consigue abandonar el tono desvaído de las producciones de este país y logra ofrecer un espectáculo relativamente colorista limitado en gran medida por la propia historia, que desposeída de su halo literario se queda en una trama nada sorprendente en su conjunto, aunque bien llevada.

Las interpretaciones de los niños son inopinadamente naturales y están bien llevadas en todos ellos, con especial atención a Aaron Johnson, en el papel del hermano mayor, Próspero, y sobre todo Rollo Weeks, que ya me he quedado yo con su cara. Conste que ya le habíamos visto en "La joven de la perla", pero es que ese filme he preferido olvidarlo, por pesadito y algo cursi. Con respecto a este tal Rollo Weeks, príncipe de los ladrones, les cuento anecdóticamente que de mayor quiere ser o un skateboarder profesional, o un ejecutivo exitoso, o un actor famoso, que ahí es nada. En el reparto también está Jim Carter, a quien muchos reconocerán como el "Déjà vu" de "Top secret". Con todo, lo mejor es ver Venecia, ciudad en la que se desarrolla la película, aunque la visión de la misma no sea excesivamente romántica, con turistas por doquier. Lamentablemente es más bien realista.

Una película que está bien para los niños, y que no desagradará a los mayores. Recomendada para todos aquellos que desearan tener un león alado como mascota.

Puntuacion