Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

You, me and Dupree

Duración

108min

Dirección

Anthony Russo, Joe Russo

Guión

Mike LeSieur

Reparto

Matt Dillon, Owen Wilson, Kate Hudson, Michael Douglas,

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de T˙, yo y ahora... Dupree
Autor: bronte
Fecha: 13/10/2006.
Póster T˙, yo y ahora... Dupree

T˙, yo y ahora... Dupree

Digerido por bronte

Owen Wilson se está convirtiendo poco a poco en el Paje de las comedias. No voy a decir Rey, porque aún le queda mucha sopa que comer para eso, pero lo cierto es que el hombre se está haciendo su claro huequito, con caidita por aquí y resbalón por allá. Tenemos ocasión en verle en dos tipos de películas que básicamente se dividen en las películas con Ben Stiller, y las otras (vamos, generalizando). Las que hace con Ben Stiller suelen ser comedias alocadas, con un humor un tanto "destroyer", y luego están las otras, que acostumbran a ser comedias románticas en el que el elemento alocado, como mucho, es Owen Wilson. "Tú, yo y ahora... Dupree", corresponde a esta segunda categoría.

El elemento romántico está sustentado por Kate Hudson y Matt Dillon, unos recién casados idílicos, él trabaja para el padre de ella, que es un constructor al que le va bastante bien, y viven en un "suburb", con una vida ideal, y todo eso. Pero, la amenaza se cierne sobre la feliz pareja. Dupree, Owen Wilson, el mejor amigo del personaje interpretado por Matt Dillon, se queda en la calle y no hay más remedio que acogerle. Puede que crean que Dupree se hace odiar durante toda la película por el maravilloso matrimonio. Tienen razón pero en parte. Se hace odiar media película; luego se hace odiar sólo por Matt Dillon, y querer por Kate Hudson. Por otra parte, Michael Douglas odia a Matt Dillon. ¿Suena divertido? Bueno, en parte, algún destello de slapstick hace que los espectadores esbocen una sonrisa, pero confíen en mí si les digo que es una comedia muy flojita.

El mayor problema reside obviamente en el guión, porque a nivel de manufactura es una película correcta. Vamos, que no se ve a ningún técnico entrando en plano, ni utilizan elementos anacrónicos en la escenografía. Todo está en su sitio. Los directores, los hermanos Anthony y Joe Russo, provinientes básicamente de la televisión, aunque con alguna peliculilla en su haber (y den gracias a que no diga peliculeja), van tirando y hacen lo que buenamente pueden aunque no creo que les vaya a caer el Oscar por ésta (claro que como está la cosa últimamente, a lo mejor sí). Lo cierto es que el guión, obra del novato Mike LeSieur, deja bastante que desear, no sólo por su poca capacidad a la hora de crear situaciones que hagan reír, sino sobre todo porque hace muy poca gracia. Los hermanísimos Russo, con una dirección más bien ortopédica, no consiguen tampoco sacar provecho del discreto texto.

El único que se desmelena que se mata es el propio Owen Wilson en su papel de loco adorable, que ve como esta panda de incompetentes le machacan el título del chico más gracioso de barrio, y echa el bofe con caídas, discursos tontos y masturbaciones a deshora. Pero sin llegar a extremos españoles. Matt Dillon, yo no sé qué hace en la comedia sinceramente. Es que el pobre no tiene un ápice de vis cómica. Y olvidemos "Algo pasa con Mary" por favor, una película que no debe figurar en la videoteca de ningún cinéfilo que tome el té con el meñique estirado que se precie. El protagonista de "Crash" o "Factotum", debería dedicarse a ofrecernos esas maravillosas interpretaciones en vez de desperdiciar su talento en productos sin talento. En cuanto a Kate Hudson, yo no negaré que ya ha perdido nueve décimas partes de la repelencia que lucía en "Casi famosos", pero básicamente continúa estando ahí y sonriendo.

Sólo apta si no hay nada mejor en el cine del barrio. Recomendada para gente con nombre que suene a francés.

 
Puntuacion