Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

The barnyard

Duración

90min

Dirección

Steve Oedekerk

Guión

Steve Oedekerk

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El corral, una fiesta muy bestia
Autor: malabesta
Fecha: 25/10/2006.
Póster El corral, una fiesta muy bestia

El corral, una fiesta muy bestia

Digerido por malabesta

Si Britney Spears hubiese tenido que hacer una redacción sobre "Rebelión en la granja", el resultado bien podría haber sido algo muy parecido a "El corral, una fiesta muy bestia". Descontando la espantosa traducción del título, aprovechando la enésima canción del verano, "El corral etc" es la enésima película de dibujos que cuenta la historia de cómo un jovenzuelo díscolo madura, pero tamizado a través de la MTv y la PlayStation.

Dice Steve Oedekerk, director y guionista, que en esta película quería dar rienda suelta a todas sus ideas alocadas y políticamente incorrectas que no tenían salida en otros de sus guiones (como "Como Dios" o "Ace Ventura 2"). Tantos años reprimiendo esas locuras y apuntando en un cuadernillo para al final hacer una película todos los públicos. Eso sí, para Oedekerk el macho de la vaca es la vaca con voz de macho (con sus ubres orgullosas ondeando al viento), nada de toros. Qué locura, qué audacia, qué políticamente incorrecto; es tan atrevida la cosa, que en mi sesión a uno de los asistentes se le cayó el monóculo.

La historia también es lo último. En una granja, la vaca Ben es el encargado de proteger y cuidar a todos los animales. Su hijo Otis, sin embargo, no tiene sentido de la responsabilidad ni del deber, y se pasa el día de fiesta. Evidentemente, llega un punto en el que Otis tendrá que hacerse cargo de la granja, comprender a su padre, etc etc. El problema es que este punto empieza a llegar así como cuando falta media hora para el final, y se resuelve en unos quince minutos. El resto de la película está compuesto en gran parte por sucesiones de gags inconexos, en los que diversos grupos de vacas hacen el burro. Pero lo peor es que lo que queda de tiempo lo rellena algo que hace temblar al más valiente de los cinéfilos: cancioncillas. En cualquier momento uno de los animales se arranca con alguna canción de moda, somo si de un casting de OT se tratase, y rápidamente todos se echan a bailar. Por supuesto, esto no sólo frena la exigua historia, si no que además toca las narices un rato largo.

Parece que la mayor novedad de la película se encuentra en que en este caso los protagonistas responden a la supuesta realidad social de la generación a la que va dirigida: familias desestructuradas, variedad racial y cultural, vegetarianos, etc. Es decir, la típica corrección política que uno puede encontrar en casi cualquier película cuya máxima aspiración sea conseguir unos dineros para los que la han hecho.

La animación en este caso está más cerca de emular "Chicken Run" que "Bambi", y los personajes parecen estar todos modelados sobre cartones de huevo y guantes de lavar. Por supuesto, los movimientos son la leche y tiene más polígonos que la educación obligatoria española, pero todo esto pierde su gracia más o menos a los tres minutos de película, momento en el que uno se empieza a encontrar con la dura realidad de "El corral, una fiesta muy bestia", junto con la repentina consciencia de que quedan al menos ochenta minutos de película.

En fin, una aburrida comedia, que probablemente hará gracia a los chavales más inocentes, si es que le hace gracia a alguien. Recomendada para sexadores de pollos. Puntuacion