Ficha

País

USA

Año

2009

Título original

12 Rounds

Duración

108min

Dirección

Renny Harlin

Guión

Daniel Kunka

Reparto

John Cena, Ashley Scott, Brian J. White, Aidan Gillen, Steve Harris, Gonzalo MenÚndez

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de 12 Trampas
Autor: malabesta
Fecha: 16/09/2009.
Póster 12 Trampas

12 Trampas

Digerido por malabesta

"12 Trampas" es el nuevo intento de John Cena de adentrarse en el mundo de la gran pantalla y dejar atrás su carrera en los rings de la WWE (lo que aquí conocemos como pressing catch). Parece que el chaval no ha perdido sus habilidades, y de nuevo deja K.O. al que se le ponga por delante. En este caso, el público.

La película no es más que una copia de "La jungla de cristal 3", en la que Cena interpreta a un policía que ha de salvar a su novia (Ashley Scott) de las garras de un terrible terrorista (Aidan Gillen) que pretende a su vez vengar la muerte de su pareja, accidentalmente causada por Cena. Éste habrá de superar doce pruebas, que en su mayor parte terminan con alguna parte de la ciudad (Nueva Orleans) volando por los aires, para reunirse con su amor.

Y sí, es un copia mala. ¿Es culpa del protagonista? Bueno, en parte. Quién sabe lo que se esconde tras la fachada de ese Mark Whalberg que de pequeño se cayó en la marmita de poción que es John Cena (curiosamente también le pega al hip hop). Desde luego, atendiendo a sus capacidades interpretativas, uno pensaría que su nombre de guerra debería ser The Rock, claro que éste ya estaba cogido. Pero realmente, y este caso no es una excepción, la mayoría de las actuaciones horrendas son tan culpa del actor como del director y el guionista.

Si uno tiene que rodar con un luchador profesional, de más de cien kilos de esculpido músculo y la capacidad emotiva de una berenjena tendrá que echarle una mano. Ahí esta Matthew McConaughey, que ha levantado todo un imperio mediático basado en su única cualidad: quitarse la camisa. ¿Que no está dotado para la interpretación? Pues ahí se le añade una coda explicando que de pequeño sufrió un horrible accidente cuando se le atascó una ceja en el corta-céspedes y que le desconectó la cara del sistema nervioso, o tal vez que le prometió a su viejo maestro no volver a mover las cejas nunca más. Tom Berenger o Steven Seagal es lo que hacen y no les ha ido mal.

Y además es necesario explotar sus virtudes: les juro que hasta los últimos diez minutos el bueno de Cena no levanta la mano ni para pedir un taxi y se la pasa corriendo de un lado para otro, como si fuese Usain Bolt y no un hombre que se gana la vida a mamporro limpio. Ahí está Bruce Willis, en cambio, que en la tercera entrega de las aventuras de McLaine ya estaba sin camisa y sangrando antes de aparecer en pantalla.

Renny Harlin intenta montar más bien una especie de thriller de acción, que ni thriller ni acción. La mayoría de las escenas son francamente pobres, y la película busca su tensión en grandes momentos como la dificultosa subida del protagonista por unas escaleras en las que hay mucha gente ¡Peligro! o el intento de éste de detener un desenfrenado tranvía del siglo XIX que al menos va a cuarenta ¡Emoción! No se arregla ni sobreimprimiendo textos como "Pow!", "Ka-boom!" o "Endevé!" en coloristas bocadillos.

Mención especial merecen las persecuciones en coche. Que parecen sacadas de un vídeo de educación vial. No es que los protagonistas no se jueguen en ellas la vida, es que ni los puntos del carnet arriesgan.

El resto del reparto tampoco es que le hagan mucha sombra a Cena. Habría que destacar a su antagonista, Aidan Gillen, una especie de versión inglesa de Willy Toledo y por lo tanto en las antípodas de su personaje, un sangriento y cerebral criminal. Su mayor delito parece, en cambio, haberse saltado su última sesión de peluquería.

En fin, una mediocre película de acción, pasto de las madrugadas televisivas. Recomendada para gente convaleciente, ancianos y demás personal que no soporte las emociones fuertes.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion