Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Across the universe

Duración

133min

Dirección

Julie Taymor

Guión

Dick Clement, Ian La Frenais

Reparto

Evan Rachel Wood, Jim Sturgess, Joe Anderson, Dana Fuchs, Martin Luther, T.V. Carpio

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Across the universe
Autor: bronte
Fecha: 31/12/2007.
Póster Across the universe

Across the universe

Digerido por bronte

Julie Taymor ha encontrado la horma de su zapato. Después de su nefanda "Titus", la música de los Beatles le va como anillo al dedo para presentar toda la lisergia que lleva dentro del cuerpo. Y su nueva película "Across the Universe" tiene encantado a cierto público americano que espera ver cosas muy raras en la pantalla. Personalmente me lo he pasado pipa viendo esta película, pero no porque sea buena, que no lo es en absoluto, sino porque es un musical basado en la música de los cuatro de Liverpool y como beatlemaníaca que me precio, escuchar una vez más temas míticos nunca está de más. Tengo que reconocer además que la selección me agradó especialmente porque algunas de mis favoritas estaban incluidas en el paquete: "Blackbird", "While my guitar gently weeps", "Something", "If I fell", "Don't let me down", "Across the universe", of course, "Come together", "Lucy in the sky with diamonds" y "Hey, Jude" entre otras, sonaron en una película que pese a versionear todos y cada uno de los temas, lo hace con bastante respeto. Evidentemente en muchas ocasiones es mejor el original, pero teniendo en cuenta lo purista que soy yo para estas cosas, que no me dieran ganas de quemar el cine con todos los que estábamos dentro, dice mucho de la calidad de la cosa. Y como ya he dicho anteriormente, la época, la música, el espíritu le dejan a la Taymor espacio suficiente como para mostrar todas esas ideas visualmente alternativas con las que le gusta ilustrar visualmente cada bendita cosa que hace.

Dicho esto, remarcar que lo único que hace apetecible esta película son los números musicales, no porque sean maravillosos, sino porque la música es buena, y su inserción en una historia parece que les dota de un nuevo significado. Claro que la historia es requetemala. Y no me esperaba nada menos de Julie Taymor, que está llena de prejuicios y de clichés. Y no tengo nada en contra de los clichés, pero me resultan especialmente perturbardores cuando son vendidos como anticlichés. "Across the universe" cuenta la historia de Jude, un obrero de Liverpool que se traslada a USA en los sesenta, y vive de pleno todo el conflicto de Vietnam. No sé si a los no amigos de hacer lecturas políticas de los filmes les resultará muy molesto que diga que es obvio que la directora intenta establecer un paralelismo con la actual situación en Irak, aunque creo que es bien diferente. Básicamente porque los soldados en Irak son profesionales y voluntarios, pero en fin, supongo que todo el discurso de "haz el amor y no la guerra" vale igualmente.

La imagen de unos soldados americanos gigantes pisoteando las palmeras de la selva vietnamita mientras cargan con una estatua de la libertad de su mismo tamaño, no deja al fin y al cabo de ser un cliché. El ejército es malvado, los militares son tontos y sumisos, la guerra es mala, etc., etc. Supongo que lo contrario, el ejército es bueno, los soldados son hombres de honor que arriesgan lo más preciado que tienen por nuestra libertad y tal, es igualmente otro cliché. Y supongo que dependerá del caso la interpretación. Y también supongo que no se puede acusar a la Taymor de relativista, porque va a piñón fijo, pero sus planteamientos no dejan de sonar, pues eso, de los sesenta, del año catapúm. Ahora bien, el gustazo que se pega la buena mujer poniendo colorines y estridencias visuales y haciéndonos sentir a los espectadores como con una sobredosis de LSD mientras escuchamos algunos temas, eso no se lo quita nadie. Aunque eso sí, a veces se le nota un poco el plumero a la hora de intentar conseguir un sonido "Moulin Rouge".

El recorrido emocional de la película es tan formulaico que casi sonroja. Chico rebelde deja de ir a Princeton para vivir la movida neoyorkina, asiática lesbiana incomprendida, negro tipo Hendrix, chica bien que se implica en la lucha antiguerra, chico pobre pero lleno de talento que se dedica a dibujar y que se enamora de la chica bien... Luego sin saber ni cómo ni por qué le empiezan a entrar en los celos (para que la pareja entre en crisis, claro está) y se presenta allí en el centro de libertades civiles para pegarse con otros cuantos machos alfa y poder poner la escena de puños que exige toda película comercial. Final feliz, no acongojarse. La mala interpretación de los actores en general sí que ya da un poquito más de repelús.

Insisto: merece la pena por los números musicales (una treintena) y por nada más. Recomendada para todos aquellos amantes incondicionales de los Beatles. También aparecen en el filme interpretando unos temas Joe Cocker y Bono, que no se me olvide.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion