Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Gone baby gone

Duración

114min

Dirección

Ben Affleck

Guión

Ben Affleck, Aaron Stockard

Reparto

Casey Affleck, Michelle Monaghan, Ed Harris, Morgan Freeman, Amy Madigan, John Ashton

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Adiós pequeña adiós
Autor: malabesta
Fecha: 01/11/2007.
Póster Adiós pequeña adiós

Adiós pequeña adiós

Digerido por malabesta

Ben Affleck resulta ser la personificación del “y parecía tonto”. Años luciendo un talento dudoso -en sus mejores momentos- como actor, de ser el hazmereír general tras “Gigli” y su contrato matrimonial con JLo, y de que por lo general la gente crea que “El indomable Will Hunting” era más cosa de Matt Damon que suya, y resulta que es capaz de producir, escribir y dirigir “Adiós pequeña adiós”. Haber empezado por ahí.

Patrick Kenzie (Casey Affleck) y Angie Gennaro (Michelle Monaghan) son novios y residentes en uno de los barrios más deprimidos -y deprimentes- de Boston. Trabajan como detectives, especializados en encontrar a gente, y son contratados por Beatrice (Amy Madigan) para que ayuden a la policía a dar con su sobrina secuestrada. En principio al capitán Doyle (Morgan Freeman) no le hace mucha gracia, pero Patrick y Angie terminan haciéndose amigos del detective Bressant (Ed Harris) e implicándose en el escabroso asunto.

Como habrá deducido el lector avezado y habrán visto por ahí los otros, “Adiós pequeña adiós” es una adaptación de una novela de Dennis Lehane, el autor del original sobre el que se basó “Mystic river”. La ópera prima de Affleck como director es notablemente superior a la película de Clint Eastwood, por mucho respeto que le tengamos en esta página al Hombre sin Nombre. Es cierto que no he leído los libros y no sé si en parte se deba a que uno es mejor que el otro, pero “Adiós pequeña adiós” funciona mucho mejor como thriller/cine negro, gracias a que su trama de investigación es bastante más interesante y emocionante que la de “Mystic river”, ayudando a mantener entretenido al espectador mientras se traga el discursillo ético/moral de la película.

No obstante, esta intención aleccionadora hace que los diálogos de la película se resientan un poco, llegando a ser bastante artificiales y más propios de la Academia platónica que de un barrio bajo de la costa este. Hacia el final, además, hay que hacer hueco para los grandes dilemas a los que los protagonistas se han de enfrentar, pues en el fondo “Adiós pequeña adiós” trata sobre el deber, la moral, la justicia, lo que es justo, lo que es bueno, etc., y ello obliga a que la trama del secuestro empiece a perseguir su propia cola, alargando indefinidamente la conclusión de la película, que pierde mucha fuerza en su media hora final.

Casey demuestra que tiene pecho para aguantar un do como éste, a pesar de que en algunos momentos parezca que la inexpresividad es genética en la familia Affleck.
Y es una pena, porque por lo demás es excelente. Como director, Affleck parece muy seguro, y aunque dé la impresión de ser un poco clasicón, como queriendo imitar quizá al propio Eastwood, luego rompe el tono general de la película con escenas auténticamente memorables e inesperadas, que por lo general además aparecen -providenciales- justo cuando la cinta se comienza a estancar.

El notable reparto, bastante bien aprovechado por el director, le da mucha credibilidad a los personajes, salvo en aquellos diálogos más discursivos y petetianos. Ed Harris y Morgan Freeman excelentes, y Casey demuestra que tiene pecho para aguantar un do como éste, a pesar de que en algunos momentos parezca que la inexpresividad es genética en la familia Affleck. Desde luego su carrera está despegando, y parece que sobre una base mucho más sólida que la de su hermano mayor.

En fin, una notable película, que se queda cerca de la excelencia. Recomendada para gente que añore “Quién sabe dónde”.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion