Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

What happens in Vegas...

Duración

99min

Dirección

Tom Vaughan

Guión

Dana Fox

Reparto

Cameron Diaz, Ashton Kutcher, Zach Galifianakis, Treat Williams, Dennis Miller, Queen Latifah

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Algo pasa en Las Vegas
Autor: bronte
Fecha: 09/05/2008.
Póster Algo pasa en Las Vegas

Algo pasa en Las Vegas

Digerido por bronte

Una de las mejores sensaciones del mundo es llegar al cine haciendose cruces, mentando por lo bajines a todo el santoral y salir pensando "pues no estuvo tan mal". Eso es lo que me ha pasado con "Algo pasa en Las Vegas", que de lejos parecía un truño y cuyos primeros veinte minutos confirmaban dolorosamente mi pronóstico. La parte acontecida en la ciudad de los casinos, con el necesario emborrachamiento de los protagonistas para que contraigan las nupcias de las que se arrepentirán, es demasiado descerebrada y llena de topicazos como para ser tomada en serio por el público adulto. Para empezar, la Díaz repite por enésima vez papel de loca semidesnuda.

Pero "Algo pasa en Las Vegas" tiene una virtud que honestamente ha de ser reconocida: su estructura es correcta y apurada, tanto que incluso lograron engañarme con el momento en el que la pareja se enfada, que eso tiene mérito. Porque, no se equivoquen: esta pelicula cuenta la historia de una pareja que se casa, se odia, se enamora, se enfada y tal y tal y tal. Hemos visto muchas veces esta película. Pero quizás hay que admitir que el tandem Díaz-Kutcher tiene algo de química (aunque ella parece su madre, lo que hacen seis años), y que algunos gags están logrados.

Chirría el principio de la película, demasiado atiborrado de tópicos y sobre todo chirría la multiplicidad de alivios cómicos, mínimamente graciosos. Atisbos, atisbos... Curiosamente los más eficaces son aquellos que menos aparecen. El juez encargado del pleito matrimonial, encarnado por Dennis Miller, y un amigo fugaz del esposo de nombre Zach Galifianakis. Aparte de los altibajos, la película ofrece un buen entretenimiento que no perdurará en el recuerdo de nadie. Para el interés del respetable aclarar que el motivo por el que la pareja ha de mantenerse unida pese al odio mutuo profesado, son tres millones de dólares ganados en la tragaperras, y dinero congelado por un juez muy respetuoso con el matrimonio. Hasta que no demuestren que intentaron salvar honestamente su unión, no hay parné.

Aparte de los altibajos, la película ofrece un buen entretenimiento que no perdurará en el recuerdo de nadie
Lo que más molesta en la actualidad de la construcción de los guiones es el recurso del trauma para dotar de fondo psicológico a los personajes. En este la guionista ha querido apoyarse en el complejo de inferioridad, pero tampoco insiste demasiado en explicar o requete-explicar las circunstancias, lo cual sinceramente da un respiro en estos tiempos. Ahora, eso sí, el filme casi se embarca en un terreno más que cenagoso con el tema de la mujer trabajadora. Pues desde aquí lo digo alto y claro: las mujeres profesionales con éxito no son unas histéricas y los caraduras que no pegan ni sello no tienen un encanto irresistible. Sin embargo, la gracia de los actores logra remontar tan pobres premisas y entre que hay algunas risas, y que Kutcher es el niño bonito de la cámara, es posible que gran parte del público desee que se reconcilien. Se agradece el retrato amable de Brooklyn, con "attitude" de NYC y más que kitsch de Las Vegas. Los americanos sí que saben crear mitos.

Una película relativamente amable, tolerada para todos los públicos, ensalzadora de los buenos sentimientos y un largo etc. Muy lejos de la línea de "Algo pasa con Mary" o "Very bad things", por si alguien se había hecho la idea, visto el interés de los traductores del título. Recomendada para fans de las comedias románticas fáciles.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion