Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Righteous kill

Duración

101min

Dirección

John Avnet

Guión

Russell Gewirtz

Reparto

Robert De Niro, Al Pacino, Curtis "50 Cent" Jackson, Carla Gugino, Donnie Wahlberg, John Leguizamo

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Asesinato justo
Autor: bronte
Fecha: 29/09/2008.
Póster Asesinato justo

Asesinato justo

Digerido por bronte

Otra película de Al Pacino y Robert De Niro. Yupi. En esta por lo menos salen juntos. Aunque no sé si yo si demasiado juntos. Demasiado Epi y Blas style me ha parecido a mí ver aquí. El momento más ridículo sin lugar a dudas, cuando Robert De Niro está jugando al béisbol y Al Pacino, solo, está animándole desde el graderío. ¿Ayuda esa secuencia a conformar la imagen de policías duros? ¿Van ustedes solos a animar a gritos tipo "vamos, tú puedes, bieeen", a sus amigos hombres cuando juegan al fútbito? No sé, aunque soy muy openminded, yo no he visto una cosa así en mi vida, y a nivel narrativo, dudo muchísimo que eso encaje aquí y no mejor en otro sitio. Ya se me entiende.

A mí esta película me ha parecido pres-cin-di-ble. Y ya no es la historia o la realización, o la posada del peine, en las que entraré luego. Es sobre todo la sensación de decadencia que ha arrojado sobre dos mitos de la pantalla como son Robert De Niro y Al Pacino. En serio, no les hacía falta hacer un producto tan barato. Y a nosotros no nos hacía falta ver a Robert De Niro rascándose la ceja por enésima vez. Es que no falla. No falla. ¿Cómo es posible que un tipo que se ha rascado la ceja en todas y en cada una de sus películas tenga semejante consideración interpretativa? Si no me creen, ojo cuando Robert va en el metro. Ahí, ahí es donde ha aprovechado para encajar la marca de la casa.

En todo caso, Al Pacino no sale mejor parado. Bueno, un poco mejor porque no se rasca la ceja, pero estamos en la mismas. Es como si les hubiera dado canguele estar en la misma película y ambos han tirado de sus recursos de viejas glorias, aquellos que les daban tan buenos resultados en la época del cine mudo. Ambos están en plan diva, en plan "y fíjate ahora con qué gracia y estilo giro en esta esquina, fíjate, fíjate". Robert, que cada día está más "hermoso", echa la barbilla atrás una y otra vez para marcar papada y dejar claro que él es un actor de verdad. Al tiene que cambiar de peluquero pero ya. Ese peinado cada vez se parece más a un nido de cigüeña. Y el levantamiento de cejas sostenido debajo del nido, eso ya no da para más. De verdad, Al: gánate el sueldo, tú puedes.

Jon Avnet[..], asimismo es el director de "88 minutos", una castaña pilonga casi hermana gemela de esta que nos ocupa. O sea, encima reincidente.
La película va de dos policías, un asesino y una sorpresa. Como el asesino mata a mucha gente, a los veinte minutos ya se tiene la impresión de estar atrapado en un bucle. Una y otra vez hay un asesinato, allí van los policías, comentan el asesinato y luego Al anima a Robert jugando al béisbol. Y vuelta a empezar. También aparece por ahí Carla Gugino en plan sumisa masoquista y bueno, desde mi humilde perspectiva, truco barato para levantar una historia soporífera. Lo que más gracia me ha hecho es lo torpemente que el guionista ha jugado con la estructura circular, el horizonte de expectativas del espectador y la sorpresa final y tal y tal. Y me dan ganas de hacerme algo en plan tragedia griega porque el guionista no es otro que Russell Gewirtz, guionista a su vez de la magnífica "Plan oculto". Así que con las mismas descargo la responsabilidad en el director, Jon Avnet, que aunque es el de "Tomates verdes fritos" y me juego el cuello con esta afirmación, vista la legión de fans, asimismo es el director de "88 minutos", una castaña pilonga casi hermana gemela de esta que nos ocupa. O sea, encima reincidente.

Ya para terminar cuenten con un pseudodiscurso sobre la justicia alejada de la ley, la necesidad de venganza, tomarse la justicia por la mano, y todos esos temas tan importantes para el desarrollo de una sociedad y sin embargo tratados aquí a nivel parvulario. Y aburrido. Como producto decente en su manufactura, no lo mando al infierno de los cobardes, pero no la recomiendo.

Recomendada para Ruper y familia.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion