Ficha

País

USA

Año

1993

Título original

Groundhog day

Duración

101min

Dirección

Harold Ramis

Guión

Danny Rubin, Harold Ramis

Reparto

Bill Murray, Andie MacDowell, Chris Elliot, Stephen Tobolowsky

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Atrapado en el tiempo
Autor: bronte
Fecha: 08/11/2004.
Póster Atrapado en el tiempo

Atrapado en el tiempo

Digerido por bronte

Estoy segura de que cuando "Atrapado en el tiempo" se planeó, nadie pensaba que se convertiría en una de las mejores comedias de la historia. De hecho, no hay en ella ningún afán de "epatamiento", ni grandes efectos, ni colosales momentos de guión. Sólo hay un "buen hacer" tan bueno, y valga la redundancia, que también es ésta otra de esas películas que se pueden ver infinitas veces sin que nunca se haga ni aburrida, ni repetitiva (lo cual en este caso es un auténtico mérito).

"Atrapado en el tiempo" aborda una historia de todos bien conocida. El cómo un personaje cínico, insolidario, egoísta y ultraindividualista no encontrará mejor solución que la de convertirse en una "buena persona" para salir del embrollo en el que se haya metido. Una especie de "Cuento de Navidad", en la que los fantasmas siempre son del presente. Siempre el mismo presente. En esta estructura básica, se añade además, una historia romántica, absolutamente magistral en su desarrollo, y humor, mucho humor. Pero un humor sutil, blanco, un humor deliciosamente tolerado para todos los públicos. Es por esto que este filme recuerda mucho al espíritu capriano, tan presente en tanto en cuanto la idea fundamental del filme es la radical y última esperanza en la condición humana. Por esto todos los personajes que rodean a nuestro trío protagonista son inocentes, y llenos de buenas intenciones.

Sustentando todo esto, unos actores excepcionales. Por un lado Chris Elliot, a los que todos los amantes del humor absurdo recordamos con cariño después de aquella "Búscate la vida", también conocida como "Get a life", en la que Chris componía un personaje encantadoramente estúpido. También Andie MacDowell que no sólo tiene un físico más que agraciado, sino que además ha demostrado tener un discreto pero definitivo buen gusto para las producciones en que participa. Y no lo digo únicamente por este "Groundhog day", sino también por películas como "Sexo, mentiras y cintas de vídeo", "Matrimonio de conveniencia", "El gran halcón" o "Cuatro bodas y un funeral". Pocas actrices pueden encajar de manera tan perfecta en una comedia blanca como Andie MacDowell, con su innegable atractivo unido a esa imagen impoluta. Por último, pero no por ello menos importante, sino todo lo contrario, Bill Murray, de quien todos son testigos de mi incondicional aprecio. Es verdad que Bill tiende a repetirse un poco en el papel de cínico, pero lo hace tan bien, que todo se le perdona.

En esta ocasión, también. Pero si hay algo que valorar, pero de verdad, en esta película, esa es su magnífica estructura, su brillantísimo guión. Tanto, que Danny Rubin, el padre de la criatura, pocas cosas más ha hecho la vida. Hace falta talento, mucho talento, para desarrollar una película de 100 minutos en la que el mismo día se repite una y otra vez. Encontrar el punto justo entre la repetición de las acciones para que el público tenga claro que siempre es el mismo día, más ir variando los acontecimientos para que haya un desarrollo dramático, más añadir a todo ello una evolución interior del personaje, es algo que sólo se consigue 1-estando tocado por el Dios de los guionistas y, 2-trabajando en el guión durante años. Por eso, no hay una sola persona en el mundo que vea esta película (a no ser que lleve la bufanda muy apretada) a la que no le encante "Atrapado en el tiempo". Su ingrediente mágico nos devuelve además al niño que todos llevamos dentro, con ese componente fantástico, ya prácticamente desaparecido de los "cuentos morales".

Un clásico. Recomendada para todos aquellos a los que les parece vivir siempre el mismo día, ignorando que el poder está en ellos mismos.
Puntuacion