Ficha

País

USA, Francia, UK, Sudáfrica

Año

2006

Título original

Catch a fire

Duración

101min

Dirección

Phillip Noyce

Guión

Shawn Slovo

Reparto

Derek Luke, Tim Robbins, Tumisho Masha, Mncedisi Shabangu, Bonnie Henna

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Atrapa el fuego
Autor: malabesta
Fecha: 03/02/2007.
Póster Atrapa el fuego

Atrapa el fuego

Digerido por malabesta

De las notas de producción: “Tim Robbins y Derek Luke protagonizan una nueva aproximación a la Sudáfrica del Apartheid, en este caso siguiendo la historia real de Patrick Chamusso, uno de esos pequeños héroes que combatieron un sistema injusto y criminal”. Y cómo lo combatió, dirán ustedes. Pues el “pequeño héroe” lo combatió como cualquier hijo de vecino, poniendo bombas. Pero porque le obligaba el sistema, claro.

Nueva visión romántica del terrorista que nos llega de USA. Parece ser que no aprendieron con los hospitalarios muyahidines que acogían a Rambo en “Rambo III”, y que luego resulta que también acogían a otro tipo de invitados más asiduos de la cadena Al Jazeera. Ahora el nuevo rebelde liberador es Patrick Chamusso (Derek Luke). En la Sudáfrica del apartheid, a Chamusso lo detiene y tortura un sórdido agente antiterrorista, Nic Vos (Tim Robbins). Después de la ordalía, a Patrick no le queda más remedio que ir a Mozambique a entrenarse en un campamento ruso (aunque ya sabemos que los únicos que interfieren en la política internacional son los americanos) para volver a “liberar” a su país.

Aunque efectivamente la figura de Chamusso tiene cierto mérito histórico y humano, pues al final de la película, tras el careo entre él y su torturador, el verdadero Patrick da un discurso sobre el perdón y no prolongar el enfrentamiento a las generaciones venideras que muchos de los de aquí se podrían aplicar. A pesar de esto, parece que Phillip Noyce y Shawn Slovo (director y guionista) tenían mucho más interés en presentar a Chamusso como el Robin Hood del AK-47. Así buena parte de la película se va en mostrarnos lo maravillosa y felicísima que era su vida, cómo ayuda a los niños de su barrio, cómo quiere a su familia y lo buen trabajador que es, para que luego cuando llegue el cínico, cruel y malvado Vos y lo aparte de su familia y lo torture, en su eterna paranoia terrorista, todos comprendamos que la única salida que queda es echarse al monte armado.

Para fomentar esta imagen de agente de la Cruz Roja, luego resulta que el campamento de entrenamiento parece que lo dirige el Equipo A; aunque parte de la rutina es cantar sobre cómo matarán con su fiel AK a los soldados Boer, luego resulta que en los atentados que perpetran nunca muere nadie. Sólo falta el Jeep que vuelca en medio de la persecución, del que salgan dos soldados ilesos.

La dirección de Noyce se dedica más que nada a manipular al espectador para que se trague el cuento de la buena pipa, a base de recalcar los aspectos más entrañables de su protagonista, pasando muy por encima los aspectos más escabrosos de éste, infidelidades y demás. Tampoco se nos muestra mucho de la miseria en la que vivía la población negra, para qué. Es mucho mejor poner imágenes de sudafricanos bailando por ahí, o de críos jugando al fútbol.

A un nivel más técnico, la película se centra demasiado en la pareja de antagonistas, de manera que todos los secundarios se limitan a entrar, recitar sus diálogos y salir, siempre al servicio de la trama principal. Además, el desarrollo es bastante irregular, y el único momento que alcanza algo de tensión es el gran atentado final, rodado muy al estilo de lo que podría ser cualquier película policíaca estilo “La jungla de cristal”.

Como actor, Derek Luke parece que se postula como el próximo Dany Glover, a juzgar por su físico. Le falta coger algo de barriga. En general, no lo hace nada mal. Sobre todo cuando tiene cerca a Tim Robbins, que no cambia de expresión en toda la película. Hay muñecos de Action Man con bastantes más partes móviles.

En fin, a otro perro con ese hueso. Y encima se hace aburrida. Recomendada para el lehendakari de “Airbag”. Puntuacion