Ficha

País

Australia, USA

Año

2008

Título original

Australia

Duración

165min

Dirección

Baz Lurhmann

Guión

Baz Luhrmann

Reparto

Hugh Jackman, Nicole Kidman, David Wenham, Bryan Brown, Jack Thompson, David Gulpilil, Brandon Walters

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Australia
Autor: bronte
Fecha: 25/12/2008.
Póster Australia

Australia

Digerido por bronte

Sólo hay una cosa peor en el mundo que un narrador en off: un niño narrador en off. "Australia" deja claro desde el primer momento que van a ser 165 minutos de mucha agonía de Dios. Como la mayoría del público por estos lares la verá doblada, seguramente no tendrán que aguantar al niñato escupiendo cada frase como en un concurso de, pues eso, de escupitajos, pero aún así no creo que se libren, ni siquiera en español, de esa manía de retratar a los aborígenes e indígenas varios construyendo las frases como si estuvieran lobotomizados. Yo es que veo un niño en una película y en general me echo a temblar. Poner un niño suele ser el recurso más patatero posible para excitar las bajas emociones.En esta ocasión también.

Como yo soy de las que piensa que "Romeo + Julieta" estaba bien sobre todo gracias al guionista y que "Molin Rouge" será una película muy vistosa, pero en última instancia bastante flojita, en ningún momento me acerqué a este visionado con grandes esperanzas. Como era de esperar, los momentos álgidos del guión son previsibles con exactitud certera. Y no les miento. Mientras estaba viendo el pastiche fui capaz de determinar con precisión suiza cuántos minutos faltaban para el primer beso. Y se lo digo en serio que cuando se cumplía el plazo que yo había determinado, Hugh y Nicole estaban besándose. Aunque todo hay que decirlo, como si les faltaran las dentaduras. Y esto desmerece la película, sí, pero también dice mucho a mi favor, porque, aunque estamos ante un producto de muy escasa originalidad, hay que reconocerle tal mezcolanza de argumentos, o por qué no decirlo, de películas que copia, todas en una, que así a veces no es tan fácil saber por dónde va a salir la trama. Lo mismo estamos en "Memorias de África", que en "Pearl Harbor", que en "E.T.". Tan sangrante es la cosa que la película acaba a la mitad de la película y luego se ven obligados a empezar otra. Para curarse en salud, al principio de todo ya ponen unos cartelitos anunciando la segunda parte, para que la gente no queme el cine y tal.

Yo creía que más o menos iba a ser una cinta seria, pero me equivoqué. El principio es malo tirando a patético. Metafóricamente, para que me entiendan, cada vez que Nicole Kidman aparece en pantalla, parece que sonara una bocina. Como si sólo faltara por ahí Harpo Marx haciendo de las suyas. Luego claro, en el árido desierto australiano, llevando vacas de un lado a otro, desparece la estridente noble británica y aparece esa mujerona que jura que nunca más pasará hambre. Sí, puede que también copien un poco "Lo que el viento se llevó". También aparece Hugh Jackman enseñando mucho cacho y poniendo muchas posturitas, algunas causantes de distensiones, sin lugar a dudas, porque Baz Luhrmann es un director como muy estético, ¿no? Como seguramente habrán visto "Molin Rouge" no hará falta que yo les explique lo tratadísima que está la imagen, que eso parece un "coloréalo tú mismo" y la poca intencionalidad estética de realismo que tiene la cosa. Unos trajes, unos tocados... Ahora eso sí, resulta que al parecer la cinta es muy seria y muy de denuncia porque al final de todo nos vuelven a poner unos cartelitos aclarando lo mala gente que fueron los ingleses en Australia. Que lo fueron. Arrebatando a los niños aborígenes de sus familias hasta hace dos días, que no es poco. Para que luego los españoles vayamos cargando con el cartel de los malos de la película.

Pero oigan, es que todo lo demás es de traca. Si yo tuviera que comparar esta película con algo, lo haría con la apertura consecutiva de un millón de botellas de champán. Qué película tan orgásmica. Aquí todo el mundo camina con paso decidido a cámara lenta. Todo el mundo sacude su pelo mojado al sol. Todo el mundo corre por la playa chapoteando en el agua. Y la música: el infierno. Tampoco quiero culpar mucho al compositor, David Hirschfelder, porque puedo visualizar a Baz Luhrmann berreando por detrás: "¡Más, más!". Aquí se besan y música ultrapomposa. Muere alguien y música ultra-altisonante. Va uno al baño y acordes ampulosos. Pasa el de los perritos calientes y arpegios ostentosos. Y menos mal que por lo menos hay música en la que concentrarse, porque los giros de la trama son lamentables. ¿Que hay que esconderse inmediatamente? Pues en vez de esconderse uno en el sótano de la casa donde está tranquilamente, se esconde colgando de una ramita en un precipicio, en el quinto pino. Luego alguien se hará daño y hasta se sorprenderán. Pero caramba, si están pidiendo que la gente se muera, pero a gritos. Si se hubieran muerto los personajes encargados de dar la tabarra cantando "Somewhere over the rainbow", eso sí que hubiera estado bien, porque Baz, por si acaso, algo de musical nos mete, a ver si entre pitos y flautas la gente pica. Todos los responsables de esa gran película que es "El mago de Oz", retorciéndose en sus tumbas ante el uso canalla que se hace de su trabajo.

Claro que a mí lo que me suele resultar más desazonador es este afán en retratar al mundo no occidental con taparrabos y superpoderes. Sí, señoras y señores, aquí todo el mundo tiene poderes extrasensoriales y sobrenaturales menos nosotros. Los aborígenes de Australia tienen poderes, los nativos de América tienen poderes, los esquimales también tienen poderes. Nosotros tenemos una medicina bastante efectiva y alguna ciencia y semejantes, pero definitivamente estamos podridos como cultura. Baz Luhrmann es también responsable del guión. Una pena de hombre. Tuvo la suerte de ser ocurrente, pero su carrera sigue una clara línea descendente.Y oiga, haga las películas más cortas, que lo de "burro grande, ande o no ande", no tiene ningún glamour. Los actores, mal.

Recomendada para fanes de "Molin Rouge" y ahí queda eso.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion