Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

The golden compass

Duración

113min

Dirección

Chris Weitz

Guión

Chris Weitz

Reparto

Dakota Blue Richards, Nicole Kidman, Daniel Craig, Eva Green, Ben Walker, Ian McKellen

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La brújula dorada
Autor: bronte
Fecha: 2007-12-18.
Póster La brújula dorada

La brújula dorada

Digerido por bronte

Nunca una película con tantas almas sueltas tuvo menos alma. "La brújula dorada" es un espectáculo de pirotecnia en el que pasan infinidad de cosas sin mucha conexión interna. Para un breve resumen de la trama, consulten la crítica de Farrell y a mí déjenme decir que la pequeña protagonista, Lyra, lo mismo está engañando a un oso, que salvando a un niño que aparece en una casucha en medio del Polo, que destruyendo una máquina secciona-espíritus que pidiendo hora para la ortodoncia de su amigo. Estas películas en tres partes suelen tener el problema de que meten mucho en poco tiempo, no tienen un principio-nudo-desenlace, y por lo general son bastante aburridas. No sabe Tolkien el daño que hizo al mundo con su "El señor de los anillos". Llegar a recordar todas las tribus y pueblos extraños que atiborran nuestro espectáculo desde entonces es tarea ardua y nunca gratificante.

Por lo menos "El señor de los anillos" tenía la vergüenza torera de quedarse en un mundo referencial medieval. Philip Pullman, autor de la trilogía,  hace gala del desconcierto general que domina la contemporaneidad y se pasea por tópicos nazis, steam-punk, románticos, medievales, claro, art-decó... de todo. Menuda ensalada. Esto es una ensalada y lo demás son sopas. Tenemos a la protagonista infantil, con su Samsagaz particular, en forma de gato mutable, la compañía formada por una bruja que parece un hada, un vaquero perpetuo, un oso que semeja Gimli, y más o menos una copia descarnada como han sido todas estas fantasías después de que "El señor de los anillos" apareciera.

Lo mejor de todo es que al parecer esta trilogía literaria es una respuesta a "Las crónicas de Narnia". Como todo el mundo sabe, yo puedo sostener y sostengo que la adaptación cinematográfica de tal historia fue de lo peor que se ha visto en nuestras pantallas en mucho tiempo, así que me veo obligada a decir que "La brújula dorada" es mejor, sin lugar a dudas, pese a que también me haya parecido una película totalmente prescindible. En todo caso, dentro del deslabazamiento general todo tiene más razón de ser y está hecho con más dignidad. Mucha infografía para mí gusto, pero es el signo de los tiempos, y en todo caso inútil oponerse a ello.

Lo que ya me ha llamado más la atención es el mensaje anticristiano de la trilogía que al parecer se acentuará notablemente en las próximas entregas. Esto es un poco como el que quiere pillarse a sí mismo mirando de lado en un espejo. La historia será muy anticristiana, pero se mueve en unas coordenadas tan cristianas que causan rubor. En todo caso querrá ser anticlerical y está en todo su derecho, pero sostener que se trata de un mensaje anticristiano cuando ya parte de la base de la existencia del alma, da un poco idea de cómo anda el corral en cuestión de sentido común a la hora de establecer las ideologías. La idea del elegido, la función de los daimonions, una especie de ángeles custodios, la jerarquía celestial representada en las diferentes tribus... En fin, si uno se fija, al final todas estas historias no son más que remedos del Antiguo Testamento. Y se creen que han inventado algo nuevo. Desde luego, se les podrá acusar de todo en este filme, pero no de sutileza a la hora de identificar al Magisterio con el Vaticano. Podía haber aparecido por ahí algún cartel que dijera "Totus tuus" y no hubiera desentonado en absoluto.

Totalmente cierto que Nicole Kidman parece de cera. Además ahora se ha puesto silicona en los labios, que era lo que le faltaba. Daniel Craig casi no sale, y ni falta que hace si no queremos que la película sea interminable. La niña, Dakota Blue Richards, bueno, repelente, sí. Además a su daimonion lo dobla Freddie Highmore, que ese sí que es repelente, y el mejor de todos, Sam Elliot, que ese pobre hombre, haga lo que haga, siempre hace de vaquero.

Yo tengo ya unas ganas de que gane el bien o el mal o lo que sea, da lo mismo, para que dejen de hacer películas así... Recomendada para gente que cree en la existencia del alma. Puntuacion