Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

The good shepherd

Duración

167min

Dirección

Robert De Niro

Guión

Eric Roth

Reparto

Matt Damon, Alec Baldwin, Angelina Jolie, John Turturro, Robert De Niro, Timothy Hutton, William Hurt

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El buen pastor
Autor: bronte
Fecha: 2007-04-08.
Póster El buen pastor

El buen pastor

Digerido por bronte

Hay algo que demuestra que "El buen pastor" es una buena película, y es que a pesar de sus dos largas horas y media, tiene un algo de magnético que hace que el espectador siga "enganchado" las peripecias de su hierático protagonista. Por supuesto la película tendrá lecturas de todo tipo. Desde que es otra americanada hasta que se trata de una crítica ácida a la política "bajo cuerda" de Estados Unidos. Y está bien que un filme despierte varias lecturas aunque estén más que erradas.

A través del seguimiento de la vida de Edward Wilson, libremente inspirado en el jefe del contraespionaje de la CIA durante dos décadas, la película aprovecha para dar un repasito a todos aquellos conflictos en los que la inteligencia americana se ha visto involucrada desde la segunda guerra mundial hasta lo más duro de la guerra fría. Y en cierta manera algunas idas y venidas resultarán confusas, y la sensación final será que para ser espía hay que ser muy sagaz y saber leer muy bien entre líneas, esfuerzo que exige denodadamente al espectador esta parte de la trama. Pero al mismo tiempo, la película intenta seguir la peripecia humana de su protagonista, un tipo de hielo que lidia con los más peligrosos temas sin despeinarse.

En resumen, como dirían las promociones, una película sobre el amor a la nación enfrentado con el amor a la familia, o dicho de otra manera, la inmensa renuncia personal a la que se ven sometidos los integrantes de los servicios de inteligencia serios. Mientras que cierta parte de la crítica sostiene que Matt Damon mueve menos músculos que la Venus de Milo, yo creo que su interpretación casi marmórea logra transmitir excelentemente al espectador el caracter frío, imperturbable bajo la presión que necesariamente tiene que tener toda esta gente (pese al volcán que el tal Wilson lleva dentro). Aunque sí que hay que reconocer que no hay manera de envejecerle, y que la cara que tendrá a los 50 años va a ser una sorpresa para todos, porque no importa los quilos de maquillaje que lleve encima, él siempre parece un sano muchachote. En la parcela íntima, flaco favor le hacen los otros miembros de la familia. Angelina Jolie hace gala de su actitud postiza y sobreactuada en cuanto se sale de Lara Croft, y Eddie Redmayne, que interpreta al hijo, me van ustedes a perdonar, pero es un tipo que hiere tanto la vista, físicamente hablando, y con el suficiente poco talento para hacer olvidar al espectador esa característica, que cada vez que aparece en pantalla, los espectadores se vuelven los unos hacia los otros preguntándose mutuamente si esa forma de su cara está conseguida a base de latex. Guapísima por la contra, Tammy Blanchard, en el dulce papel de una sorda.

La dirección de Robert DeNiro es elegante, casi un homenaje al estilo clásico. La dirección artística es asimismo glamourosa (aunque sin llegar al grado Spielberg) y no deja ni un resquicio para el feismo al que ahora estamos tan acostumbrados. El mayor defecto que se observa es la proliferación de climax finales, que parece que la película acaba unas diez veces, pero no, continúa. Pese a todo es una buena película que presume de interpretaciones,  de dirección y de todo lo demás, pero sobre todo de estupendísimos diálogos, tan lapidarios y literarios como los de antaño, y en los que claramente se da un voto de confianza a agencias como la CIA entendiéndolas como necesarias, imprescindibles en los momentos que nos ha tocado vivir. Diálogos como "-Personas como usted me dan miedo, ustedes son los que montan las grandes guerras - No, nosotros sólo nos aseguramos de que sean pequeñas-", hacen que merezca la pena ver una película.

Recomendada para aquellos que ya han superado el nivel de cotilla de corrala.

Puntuacion