Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

The Dark Knight

Duración

152min

Dirección

Christopher Nolan

Guión

Christopher Nolan, Jonathan Nolan

Reparto

Christian Bale, Michael Caine, Heath Ledger, Aaron Eckhart, Maggie Gyllenhaal, Gary Oldman, Morgan Freeman

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El Caballero Oscuro
Autor: malabesta
Fecha: 13/08/2008.
Póster El Caballero Oscuro

El Caballero Oscuro

Digerido por malabesta

"El Caballero Oscuro" tiene un problema del que "Batman begins" siempre estuvo a salvo; llega un momento en el que uno desea que la película termine ya, lo cual nunca es una buena señal. Si ha de pasara a la posteridad, lo hará únicamente por ser la última película de Heath Ledger. Pero en fin, ¿qué esperaban si sale Eric Roberts?

La primera parte de la nueva entrega de la tradicional saga, sin ser un clásico (y dejando de lado el un poco cansino tema de las motivaciones traumáticas), era una película resultona; entretenida, espectacular y en ningún momento decepcionante. Probablemente gracias a su éxito Nolan haya tenido carta blanca para rodar ésta, y le ha pasado un poco como a los Wachowsky en "Matrix"; se ha perdido por el camino de los excesos.

"El Caballero Oscuro" es excesiva en casi todo: sus personajes, sus actores, el metraje... y eso pasa factura. Comienza de manera excelente, con un atraco a un banco genial en su simplicidad, y a medida que la película avanza, la historia comienza a liarse sobre sí misma y a acumular cabos sueltos que se han de atar en la última media hora, cuando el espectador lleva ya dos sentado en la butaca. Además de las posaderas del que la ve, el ritmo también se resiente de ello. Tras lo que uno cree que es el clímax final se comienzan a suceder las persecuciones, los misterios y las sorpresas, a medida que las sucesivas capas de traición, intriga, locura y maledicencia que envuelven la trama principal se abren como una cebolla; y como tal da un poco de ganas de llorar.

Ledger nos da un papel sobreactuado, lleno de unos amaneramientos y ticks -se pasa la película como si tuviese un pelo en la boca- que rozan el ridículo.
En lo que a la espectacularidad se refiere, tampoco está a la altura de "Batman begins"; quizá recuerden cuando Bruce Wayne se tallaba sus armas arrojadizas con una afiladora que podría haberse comprado en Leroy Merlín después de un arrebato pasional bricomaníaco, o pintándose el traje a pistola. En "El Caballero Oscuro" Batman hace gala de cincuenta cacharritos y luego veinte más, a cada cual más complejo y con más botones. Cosa que a mí me parecería bien, de no ser porque gran parte del desarrollo de la película descansa en ellos, lo que fuerza a Bale y a Morgan Freeman a tener diálogos "midiclorianos" entre ellos: que si esto lanza micropulsos multidimensionales de bajo orden, que si aquello perturba el campo de fluzo... todo nada más que para tapar el deus ex machina al que los Nolan se fuerzan por lo enrevesado de su guión.

Sin duda el mayor aliciente, morboso, de "El Caballero Oscuro" es la interpretación de Heath Ledger. Hasta se ha hablado de un Oscar póstumo. Qué les voy a decir yo; en su descargo conviene recordar que el doblaje en este caso es un auténtico crimen. Pero por encima de eso, nos da Ledger un papel sobreactuado, lleno de unos amaneramientos y ticks -se pasa la película como si tuviese un pelo en la boca- que rozan el ridículo. Cierto es que el Joker no es más que un tarado, pero Ledger se pasa tres pueblos. Hasta Gary Oldman parece un tipo serio a su lado. Mucho mejor parado sale Aaron Eckhart, al que también le toca lidiar con unos efectos especiales que no dan la talla. Maggie Gyllenhaal y Christian Bale con menos química que un par de ladrillos, completamente olvidables.

En fin, mucho menos de lo que se esperaba. Y por favor, háganme caso: puede que el NRM13 con el que se ha clasificado en España permita entrar a niños más pequeños en compañía de un adulto, pero no lo haga. Los payasos ya dan bastante miedo sin necesidad de traumas extra. Recomendada entonces para bailarinas de tango, tunos, pornochachas y otros miembros del gremio de las mallas negras.

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion