Ficha

País

España

Año

2006

Título original

La caja Kovak

Duración

110min

Dirección

Daniel Monzón

Guión

Daniel Monzón, Jorge Guerricaechevarría

Reparto

Timothy Hutton, Lucía Jiménez, David Kelly, Georgia Mackenzie

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La caja Kovak
Autor: malabesta
Fecha: 20/01/2007.
Póster La caja Kovak

La caja Kovak

Digerido por malabesta

Daniel Monzón, director y guionista de “La caja Kovak”, es uno de los pocos cineastas españoles que no intenta hacer la obra de arte definitiva que despierte la conciencia de incluso aquel que sólo ha visto el póster, y más bien se dedica a hacer películas, y a ver si consigue que el público general (sí, ese que no es parte de la familia del cineasta) vaya a verlas.

Con “La caja Kovak”, Monzón se introduce en el mundo del thriller; David (Tomothy Hutton) un escritor de ciencia-ficción de conferencias por Mallorca, descubre que su mujer Jane (Georgia Mackenzie) se ha suicidado sin motivo aparente. En el hospital se encuentra con Silvia (Lucía Jiménez), una joven que ha intentado suicidarse, sin motivos aparentes y sin recordar cómo. Lo último que recuerda es que alguien la llamó por teléfono y le puso “Gloomy Sunday”, una canción (cantada por Billie Holiday) que tiene una leyenda más negra que las de Marilyn Manson. Ambos empiezan a investigar qué hay detrás de la canción, y se embarcan en una aventura que tiene mucho más de Hitchcock que de otra cosa, aunque el MacGuffin sea de ciencia-ficción.

Aunque el planteamiento de la historia es ciertamente atractivo, hay algo que hace que los personajes quieran suicidarse (sin necesidad de que vean “Aquí hay tomate”) y éstos han de descubrir qué es y cómo contrarrestarlo, el guión pierde fuerza bastante rápido, y se embarca en unas consideraciones metatextuales sobre el significado de la ficción y la relación personaje-autor que, además de marear si se piensa mucho en ello, rematan la emoción que se supone inherente al thriller.

La película tampoco es demasiado consistente en la manera en la que trata a los personajes y a las subtramas, que aparecen y desaparecen a conveniencia del director, sin seguir nunca una consistencia interna que le dé al resultado un toque más acabado.

La dirección sigue también los pasos de Hitchcock, desde la manera de plantear algunas escenas, como el suicidio de Silvia (con ducha y todo), y que son las mejores de la película, hasta la manera en la que usa el entorno de la isla de Mallorca como parte de la trama. Lástima que se quede un poco corta en las escenas de más acción, en las que nunca termina de convencer al espectador de que está pasando algo realmente peligroso. Daniel Monzón parece ser un poco inmisericorde con sus actores. En “La caja Kovak”, Lucía Jiménez tiene el plano más feo que le hayan podido sacar hasta ahora o que le vayan a sacar nunca más: un desnudo cenital que espanta al que lo ve.

El reparto se porta bastante bien; Timothy Hutton, aunque bastante distante toda la película, cumple de sobra con su papel, incluso en las escenas más dramáticas. Lucía Jiménez, después de soportar ese plano bastante hace la pobre con no salir toda la película con una bolsa de papel en la cabeza. David Kelly, el Kovak del título, probablemente sea lo mejor de la película, aunque sólo sea por lo adecuado que es a su papel.

En fin, una película que se deja ver, aunque sólo sea por lo excepcional que resulta dentro del panorama del cine español. Recomendada para gente que venga en cajas. Puntuacion