Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Meet the Spartans

Duración

84min

Dirección

Jason Friedberg, Aaron Seltzer

Guión

Jason Friedberg, Aaron Seltzer

Reparto

Sean Maguire, Carmen Electra, Ken Davitian, Kevin Sorbo, Jareb Dauplaise

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Casi 300
Autor: farrell
Fecha: 31/03/2008.
Póster Casi 300

Casi 300

Digerido por farrell

“Casi 300” ostenta el récord de ser la película más larga de la historia. Al menos para mí. Ochenta interminables minutos de humor caca-culo-pedo-pis que acabarían con la paciencia a un santo y que demuestran lo harto ingrato y difícil que es el oficio de crítico de cine.

La parodia cinematográfica ya no será lo mismo sin los geniales Jim Abrahams y David Zucker, básicamente porque cuando ellos dirigían sus películas, éstas hacían gracia. Jason Friedberg y Aaron Seltzer siguen la premisa de mofarse de una película seria de gran repercusión y enlazar un gag detrás de otro, con la diferencia de que para ellos el mal gusto es sinónimo del dólar y no se comen la cabeza en trabajar la cosa esa del humor, que les debe sonar a chino. Y, óiganme bien, cuando digo “mal gusto” me refiero a cosas como que a uno de los personajes un pingüino le defeca en la boca y más tarde hay una escena con un niño que rozaría incluso lo denunciable.

El supuesto gracejo de “Casi 300” recae en el tan comentado supuesto (o no) trasfondo gay del cómic de Frank Miller y su adaptación cinematográfica, ya que aquí los espartanos se saludan con un beso en la boca y marchan hacia las Termópilas al son de Gloria Gaynor. Pero no se preocupen los defensores de lo políticamente correcto: yo no tildaría esta historia ni tan siquiera de homófoba, porque todos los chistes asociados al gusto de estos guerreros por desenvainar la espada son de nivel parvulario de “Mariquita lo serás tú”. Además, muchos de los gags son excesivamente localistas, al parodiar programas de la televisión norteamericana y algunos personajes que cuesta un poco reconocer.

No se han gastado tampoco mucho dinero los simpares directores en el apartado técnico. Los decorados son de cartón piedra de la buena, y si no fuera porque sé que lo han hecho por ahorrarse dinero y que les salga el negocio más rentable, les diría que este tema del cutrerío visual es buscado, en consonancia con el cutrerío del guión. Pero lo dicho, estoy seguro de que han tirado de trozos de decorados viejos de “Los vigilantes de la playa”para ahorrarse unos dineros, y ya está. La escena más conseguida a nivel estético es la de los títulos de crédito, cuando todos los personajes hacen una versión de “I will survive” en el plató del “Operación Triunfo” americano.

De los actores decir que habría estado bien que hubieran puesto a alguno en la película. Bueno, miento, el protagonista, Sean Maguire,se ve que algo ha actuado en las cenas de Navidad de su empresa y hasta da pena que el hombre tenga que hacer estas cosas para seguir en el mundo de la farándula, que se ve que engancha mucho. Aparece también Kevin Sorbo, el “Hércules” de la serie de televisión, más perdido que un mono, y Carmen Electra, que tiene dos pechos como dos cántaros.

Recomendada para los fans de Chikilikuatre.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion