Ficha

País

USA, UK

Año

2007

Título original

A mighty heart

Duración

100min

Dirección

Michael Winterbottom

Guión

John Orloff

Reparto

Angelina Jolie , Dan Futterman, Archie Panjabi, Irfan Khan, Will Patton, Denis O'Hare

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Un corazón invencible
Autor: malabesta
Fecha: 16/09/2007.
Póster Un corazón invencible

Un corazón invencible

Digerido por malabesta

A pesar de que ha pasado desapercibida en los recientes festivales, “Un corazón invencible” es sin duda una firme candidata para llevarse un par de Oscar, uno de los cuales probablemente redecore el baño de Angelina Jolie. Además supone la entrada de Michael Winterbottom en Hollywood, que le ha limado un poquito las uñas.

Basada en hechos reales, “Un corazón invencible” cuenta la historia del secuestro en el Pakistán post Torres Gemelas del periodista Daniel Pearl (Dan Futterman) y de la búsqueda posterior encabezada por su mujer Mariane (Angelina Jolie), autora del libro en el que se basa la película, ayudada por un capitán de la policía pakistaní (Irfan Khan) y Bennett (Will Patton), un agente de inteligencia americano.

Michael Winterbottom tiene cierta fama de quitarle importancia a la historia frente a la estética de sus películas. “Un corazón invencible”, por suerte, tiene un guión bastante arregladito y que pede sostener los remeneos visuales del director. Aunque como muchas películas de investigación, y ayudado por la infinidad de Hamed, Hasan, Jamal, etc. de la trama, resulta prácticamente imposible seguir la investigación, y es casi inevitable terminar completamente perdido. Junto con el hecho de que “Un corazón invencible” esté montada de una manera un tanto convencional, alternando los planos de la investigación actual con flaschbacks que dramatizan los descubrimientos y recuerdos de los protagonistas sobre Daniel Pearl, con lo cual hacia el final sufre un bajón de ritmo (a manos de unas un tanto ñoñas escenas de bodas y bailes que Mariane recuerda) resulta en que la película termina por cansar un poco, sin contar el hecho de que tiene una coda final infinita y que en nada envidia a los cincuenta finales de “El Señor de los Anillos: El retorno del Rey”.

Es una lástima, porque en la primera media hora de “Un corazón invencible”, en concreto cómo está filmada la desaparición del periodista, Winterbottom hace gala de un genio a la hora de planificar las escenas y administrar el ritmo que ni siquiera sus constantes remeneos de cámara y su impostado estilo documental consiguen estropear. Sería injusto decir que usando estos recursos de cámara inquieta y demás Winterbottom va a la moda, porque él es en parte responsable de la creación de tal moda. En todo caso, el resultado es el mismo, y tenemos delante a la enésima película que en un intento por aproximarse a la realidad, se convierte en un falso documental.

Se agradece también, y en parte será responsabilidad del libro original, que la visión de la película sea siempre centrada en las personas, lo que nos ahorra gran cantidad de discursos y valoraciones políticas sobre cuán culpables son los americanos y sus aliados de todo. En lugar de ello, “Un corazón invencible” es bastante madura, y da una visión de los terroristas y del trabajo de un periodista en una zona de guerra muy alejadas del romanticismo -y las flagelaciones- que suelen manchar casi todas las producciones de este pelaje.

A pesar del repelús que puedan ocasionar muchas de sus producciones, es difícil negar que Angelina sea una buena actriz, y tras esta película, imposible.
Producida por Brad Pitt, lo que más destaca de “Un corazón invencible” es el papel de la protagonista, curiosamente pensado para Jennifer Aniston y que ha terminado en las manos de Angelina Jolie. A pesar del repelús que puedan ocasionar muchas de sus producciones, es difícil negar que Angelina sea una buena actriz, y tras esta película, imposible. No hay duda de que gracias a Mariane Pearl será una de las nominadas a los Oscar de este año, y no sería sorprendente que la ganadora. La interpretación es excepcional, y sólo chirría un poco en los instantes finales, los más dramáticos de la película, en los que Jolie se adueña del histerismo y los aspavientos que son el estándar para los personajes en crisis.

El único que le hace algo de pie a Jolie es Irfan Kahn, al que ya hemos visto en “El buen nombre”, y que en ésta compone un policía pakistaní que ha de enfrentarse al fanatismo de los islamistas captores y al de sus propios compatriotas, escudados en la versión oficial de “aquí no pasan esas cosas”.

En fin, una notable película, que se queda a las puertas de ser excepcional. Recomendada para corresponsales de guerra en prácticas.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion