Ficha

País

USA

Año

1997

Título original

Wag the dog

Duración

97min

Dirección

Barry Levinson

Guión

Hilary Henkin, David Mamet

Reparto

Dustin Hoffman, Robert De Niro, Anne Heche, Denis Leary, Willie Nelson

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Cortina de humo
Autor: bronte
Fecha: 29/04/2007.
Póster Cortina de humo

Cortina de humo

Digerido por bronte

¿Es "Cortina de humo" una película de obligatorio visionado? Sin lugar a dudas. Pocas veces en la historia se han visto sátiras políticas de tan hondo calado. Ingeniosa, divertidísima, profunda. Hay más filosofía y más postmodernismo en esta aparentemente ligera comedia que en todo el cine europeo de los últimos treinta años. Hay quien dice que es la directa sucesora de "Teléfono Rojo, volamos hacia Moscú". Nadie puede decir que a mí no me guste Kubrick, pero sinceramente, como conjunto, creo que está muchísimo más lograda. Su mayor y muy inalcanzable virtud es que no necesita llegar a lo grotesco para resultar grotesca en sí misma. Nadie ha de volar sobre un misil. Todo lo que muestra esta película lo vemos todos los días en la televisión, en la calle, en nuestras vidas (que esto suena muy lapidario).

Con polémica incluida con respecto a la autoría del guión, los méritos se los ha llevado David Mamet, y si bien lo incisivo de la cosa le es propio, parece que el humor que destila "Cortina de humo" debe de ser achacable a Hilary Henkin. Porque este filme es ante todo divertidísimo. Basado en una novela que planteaba una premisa semejante pero en absoluto igual, "Cortina de humo", se convirtió en semiprófetica al contar la historia de un gabinete presidencial que se inventa una guerra para ocultar el affair sexual de un presidente justo antes de las elecciones. Lo que luego se llamó "el caso Lewinsky", vamos.

En juego, Robert De Niro como el contratado presidencial para orquestrar toda la trama y Dustin Hoffman como productor hollywoodiense que se encarga de facilitar las imágenes de un supuesto conflicto con Albania, las canciones, el merchandising y todo lo que haga falta. Y una frase gloriosa "This is nothing" o "Esto no es nada", cada vez que se les tuercen los planes, que es siempre, intentando convencer a todo un país de que existe una guerra que no existe. Por ahí pululando Willie Nelson, que al igual que hizo en la realidad en el 11S, también participa en la banda sonora de este supuesto conflicto.

El guión es tan ágil, perfecto, y divertido (tengo que repetir esto último) que no se entiende muy bien como esta película no es de obligada visión en todas las universidades. Como telón de fondo, la reflexión sobre cómo se construye la realidad en estos tiempos de televisión por cable, youtube e inmediatez en la información, y cómo nuestro mundo se está convirtiendo no ya en un gran teatro, sino en un gran cine. Los actores cumplen todos al máximo de sus posibilidades (que son muchísimas) y hasta Robert De Niro se autoexime de rascarse la ceja. "Wag the dog", en el original, o "Menea al perro", alude a quién maneja a quién. Si el perro al rabo o si el rabo al perro. ¿La realidad existe y los demás nos limitamos a representarla, o hemos llegado a tal grado de sofisticación formal que los occidentales ya somos capaces de definir nuestra propia realidad? Más prosaicamente, una cruel crítica a los políticos y a sus medios de marear a la gente en su propio beneficio.

Recomendadísima. Para amantes de la sátira y el humor mordaz e incisivo. Puntuacion