Ficha

País

Francia

Año

2002

Título original

Corto Maltese: La cour secrète des arcanes

Duración

92min

Dirección

Pascal Morelli

Guión

Natalia Borodin, Thierry Thomas

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Corto Maltés: La película
Autor: bronte
Fecha: 24/02/2007.
Póster Corto Maltés: La película

Corto Maltés: La película

Digerido por bronte

El universo de Hugo Pratt no es lo que se dice el "Aquí hay tomate". Me refiero a que tiene más complicación que el mecanismo de un chupete. Su personaje Corto Maltés se configura como uno de los protagonistas de cómic, (ahora novelas gráficas por influencia del inglés) más exitosos de la historia, siempre desde una perspectiva sofisticada y algo "snobbish". El aventurero, pirata, y cuasi sex-symbol se cimbrea por las historias del creador italiano dejando un halo de misterio y de preguntas sin resolver que la película ha sabido plasmar a la perfección. Quiero decir con esto que si no es usted asiduo de la serie probablemente le parecerá que pasan demasiadas cosas sin que se sepa muy bien a qué vienen. A los fans de Corto Maltés les parecerá lo mismo, pero es que a ellos eso les gusta.

Como en las historias primigenias, esta entrega cinematográfica respeta ese ambiente semi-mágico en el que se mueve el protagonista, aunque siempre con ese tono de escepticismo personal que le caracteriza, respeta la presencia del correoso Rasputín, que se ha dado en calificar habitualmente como el alter-ego de Corto Maltés, y sitúa la acción en la realidad histórica. Concretamente en la guerra en la que se veía asumida Asia después de la Revolución Rusa (1919), tras la cual los contrarrevolucionarios transportaban inmensas cantidades de oro en trenes que cruzaban el continente. Como es bien previsible, tal botín atraerá a todo tipo golosos mercenarios. Desde las "Linternas rojas", una sociedad secreta china compuesta por mujeres, hasta a un hombre que se cree Genghis Khan. Como cada uno de los componentes de la trama está presentado de manera esquemática, entre velos, muy arcanamente, ni el espectador puede profundizar en nada, ni puede realmente reaccionar ante el nuevo giro que ha tomado la historia. Además de eso, la trama en sí se niega muy mucho a hacer lecturas históricas en plan sesudo, y todo son pinceladas y toques de exotismo.

Desde una Duquesa Rusa de elegancia sin par, hasta brujas inquietantes (por ahí aparece Boca Dorada), de todo hay en la película. Hasta la típica cosificación de la mujer, resuelta no sólo en que algunas líneas de texto las traten como objetos (cosa que sería achacable a los personajes y no al guión), sino hasta la ridiculez de poner a una china manejando una ametralladora con los pechos al aire. Dejando de lado detalles así, que hacen levantar la mirada al cielo en ademán de  "qué le vamos a hacer", la película ofrece más o menos un espectáculo visual bastante digno, con sus altibajos, eso sí, pero consiguiendo una puesta en escena (fiel al original) que quizás sea lo mejor de la película. Hay tramos realmente hermosos. En el plano cinético, la película brilla en las escenas de acción, que las hay en abundancia, y sobre todo aquella en la que se retrata un combate tren-avioneta amenizada por la inmortal música de Tchaikovski, "El vals de las flores", del ballet "Cascanueces". Un momento vibrante del filme.

La película está indicada especialmente para los seguidores del personaje, que como siempre, deben asumir el riesgo de sentirse decepcionados ante los cambios que la cosa sufre al ser transpuesta del papel al celuloide. Lo que quizás funciona bien el cómic, pues el lector puede recrearse el tiempo que quiera en cada viñeta, y crear su propia atmósfera, puede que no haya quedado tan ajustado en la película, donde no se puede volver atrás, y más que misterio, acaba teniendose la sensación de revoltijo. De todas maneras, por su evocación de tantos parajes exóticos, y teniendo en cuenta que el personaje es medio español, que de aquí a nada va a ser el único que quede, quizás merezca la pena ir a verla. Recomendada para chicos guapetones.
Puntuacion