Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Death Proof

Duración

105min

Dirección

Quentin Tarantino

Guión

Quentin Tarantino

Reparto

Kurt Russell, Zoë Bell (Zoë), Rose McGowan, Sydney Tamiia Poitier, Rosario Dawson, Vanessa Ferlit, Tracie Thoms

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Death Proof
Autor: malabesta
Fecha: 30/08/2007.
Póster Death Proof

Death Proof

Digerido por malabesta

Tarantino ya demostró en “Kill Bill Vol. 1” que es un gran imitador de géneros, y en “Death Proof” vuelve a la carga, esta vez para homenajear a ese cine de coches y persecuciones, un poco “El sheriff chiflado” se encuentra con “El diablo sobre ruedas”, de moda allá por los setenta. Toda la parafernalia de imitación del ambiente de los cines de programa doble, anuncios, tráileres y defectos en la cinta incluidos, que sinceramente no aporta mucho más que molestias (es lo que pasa cuando uno coge confianza con el público) se puede pasar por alto debido a que al final resulta ser una buena película.

“Death proof” es la historia de Stuntman Mike (Kurt Russell) un especialista y doble de riesgo venido a menos, cuyo hobby es matar a jovencitas con su coche a prueba de accidentes. La película cuenta dos de sus fechorías, la primera en la que persigue a Pam (Rosario Dawson) y a la locutora Jungle Julia (Sydney Tamiia Poitier), Arlene (Vanessa Ferlito) y sus amigas y la segunda en la que hace lo propio con Abernathy (Rosario Dawson), Zoë (Zoe Bell) y Kim (Tracie Thorns).

Las dos partes están muy diferenciadas y hasta una es reflejo de la otra. El montaje internacional de “Death Proof” alarga bastante más la primera, que ya era un poco aburrida de por sí. Los diálogos de Tarantino empiezan a ser como el pan de dos días, y Jungle Julia y sus compañeras se pasan el rato hablando de sus vidas y sus novios. Sólo cuando aparece en pantalla Kurt Russell, impresionante, “Death Proof” comienza a remontar; y aunque a lo largo de la segunda parte sigue habiendo gran cantidad de diálogos que dejan puntos muertos en la película, la acción es muchísimo más intensa, y el ritmo acelera hacia un largo y espectacular clímax final.

Todo lo que Tarantino parece que pierde como guionista, lo está ganando como director, y el cuidado visual de “Death Proof” se extiende bastante más allá de simular que la cinta es vieja. Las escenas están muy bien planificadas, prueba de ello es el momento en el que las protagonistas van canturreando en su coche la canción de moda, y Tarantino nos las muestra una a una como si aquello fuese un vídeo de Bananarama. Podría parecer tedioso, pero gracias a que el público sabe que Stuntman Mike va a chocar de un momento a otro con ellas, cada detalle -y Quentin es muy detallista- de la escena se convierte en relevante, y ésta resulta ser bastante emocionante.

En la era del CGI y de los muñegotes digitales, es agradable ver una película bien hecha en la que se grita “Acción” en lugar de darle al botón de “Inicio” de Windows.
Al igual que “Planet Terror”, “Death Proof” tiene bastante de comedia, pero sin ese aire de parodia de género, por lo que funciona bastante mejor como película para el público general. Especialmente por que está hecha a medida de Zoe Bell; famosa especialista y doble entre otras de Uma Thurman en los “Kill Bill”, la media hora final de la película de Tarantino es una larga persecución, probablemente la mejor de los últimos años, en la que Zoë es la absoluta protagonista; en la era del CGI y de los muñegotes digitales, es agradable ver una película bien hecha en la que se grita “Acción” en lugar de darle al botón de “Inicio” de Windows.

De entre el reparto destacan por encima de todos Zoe Bell y Kurt Russell. Kurt es con diferencia el mejor actor de la película, y aunque su papel -ninguno de los papeles- no es de Oscar (no tiene retraso mental ni es adicto a las pastillas, y aún peor, no toca ningún instrumento), tiene momentos brillantes en los que Russell mira a la cámara con cara de “ya sabéis lo que va a pasar” y uno hasta entiende cómo puede llegar alguien a subirse en el coche de un tío con esa pinta tan poco recomendable. En cierto modo también es mérito de Tarantino, que sabe aprovechar bien a su reparto. Con Zoe Bell pasa más o menos lo mismo, que no sólo cumple de sobra con las proezas físicas que se le asignan, sino que además actúa. Rosario Dawson, no tiene demasiado que hacer en “Death Proof”, pero sale en bastante escenas y eso es algo que siempre se agradece.

En fin, una espectacular película, que aunque con algunas rémoras es muy entretenida. Recomendada para los que aparcan en una sola maniobra.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion