Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Frost/Nixon

Duración

122min

Dirección

Ron Howard

Guión

Peter Morgan

Reparto

Frank Langella, Michael Sheen, Rebecca Hall, Toby Jones, Matthew Macfadyen, Kevin Bacon, Oliver Platt

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El desafío: Frost contra Nixon
Autor: farrell
Fecha: 08/02/2009.
Póster El desafío: Frost contra Nixon

El desafío: Frost contra Nixon

Digerido por farrell

Richard Nixon, el presidente más infamado de la historia de los Estados Unidos, es uno de esos personajes de importancia tal que se convierte en eso que los americanos llaman “bigger than life”. “El desafío: Frost contra Nixon” intenta hacer un retrato del defenestrado político a través del relato de la serie de entrevistas en las que él, más o menos tácitamente, admitió estar al tanto de las escuchas del Watergate, pero este retrato se queda en una mera película testimonial, cuyo único punto destacable es la interpretación del nominado Langella y el descubrimiento del verdadero (supuesto) drama del ex-presidente.

David Frost (Michael Sheen), una estrella de la televisión en Australia y Gran Bretaña, pretende entrar en el gran mercado norteamericano dando el gran campanazo de su carrera: la primera entrevista a Richard Nixon (Frank Langella) después de su dimisión a la presidencia. Por el camino se encontrará con muchos obstáculos y con un hombre que sigue aferrado a su anterior estatus como presidente de los Estados Unidos.

Muchos cabos sueltos tiene esta película, hoy con cinco nominaciones importantes a los Oscar, de la que dentro de un año nadie se acordará y es esto, sumado a que la trama empieza a ser interesante en la última media hora, lo que hará que su atención se desvíe hacia las manchas en el techo de la sala hasta que llegue la escena de la llamada de Nixon al periodista, que es cuando se empieza a ver algo de chicha. Todo el proceso de preparación de la entrevista, de búsqueda de patrocinadores, etc. resulta bastante tedioso, ya que tanto Frost como el resto de personas de su equipo están dibujados de forma tan esquemática que no resultan nada interesantes.

El periodista no parece tener un objetivo claro en esta historia (¿quiere ser famoso y ya?, ¿quiere hacer una entrevista seria y trascendente?) y tampoco Ron Howard presta la suficiente atención al personaje de Pat Nixon, que por momentos parece que será un personaje secundario de peso en la película, pero que al final se limita a desearle buenos días a su exmarido cada vez que aparece y poco más.

Pero si algo se le debe reconocer a esta cinta es que se centra en presentar la (supuesta) verdadera naturaleza del 37º Presidente de los Estados Unidos, sobre todo a partir de la escena de la que antes les hablaba. Nixon aparece aquí como un hombre obsesionado con su antiguo estatus (bebe en tazas presidenciales y toda la casa está llena de merchandising oficial), pero no por querer aferrarse al poder cueste lo que cueste, sino porque ha cometido un fallo (haber defraudado al pueblo norteamericano) que sólo volviendo a la “primera línea de combate”, como dice él mismo en la película, podrá subsanar. Y es quizás lo más interesante de “El desafío: Frost contra Nixon” ver cómo el ex-presidente se convierte en un personaje canónicamente trágico al no poder escapar a su destino.

Frank Langella está excelente, aunque quizás el actor ha puesto demasiado énfasis en avejentar a un Nixon que tampoco es que estuviera al borde de la muerte en 1977. Michael Sheen, correcto, haciendo lo que puede con un personaje escrito tan superficialmente como se pretende que sea su imagen en la película. El resto, cumpliendo. También sale por ahí Rebecca Hall, muy bien en “Vicky Cristina Barcelona”, pero que aquí se pasa la película yendo a por comida.

Recomendada para aspirantes a periodista serio.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion