Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Meet the Robinsons

Duración

102min

Dirección

Stephen J. Anderson

Guión

Jon Bernstein, Michelle Bochner, Daniel Gerson, Robert L. Baird, Shirley Pierce, Michelle Bochner

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Descubriendo a los Robinson
Autor: malabesta
Fecha: 30/03/2007.
Póster Descubriendo a los Robinson

Descubriendo a los Robinson

Digerido por malabesta

Desde luego la Disney hace tiempo que ha perdido el norte. Su división de animación tradicional ha pasado a mejor vida, y parece que en el terreno digital la cosa tampoco les va demasiado bien. Va a ser que no es cuestión de si los dibujos los hacían en un ordenador grande como una casa o bien a lápiz y en una servilleta de papel. Parece que lo que falla es el resto del proceso, con unas historias que válgame Dios y unas canciones que hacen desear la sordera.

Desde luego, "Descubriendo a los Robinson" viene a ser lo mismo. Aunque se ve a la legua que se han dejado un potosí en la animación, cosas muy básicas, como el guión o el diseño de personajes no son muy allá. Los protagonista de la película, a pesar de que sin duda tienen más polígonos en su cuerpo que pelos en la cabeza, tienen un aspecto plasticoso, artificial y bastante feúcho. La historia, por otro lado, sólo da para media película. La cosa empieza con Lewis, un pobre huérfano (hace como cuatro años que se vio la última familia completa en una película) inventor que en una feria de ciencias en la que su último invento, la máquina de recuperar la memoria, ha explotado, conoce a Wilbur, un chaval que viene del futuro. Juntos intentan parar al malvado (y de aspecto apestoso) Hombre del Bombín, que tiene un sospechoso e inusitado interés en hacerse con la máquina de Lewis. En el futuro, el protagonista conocerá a la excéntrica pero maravillosa familia de Wilbur, los Robinson. Y más o menos ahí se termina la cosa. A partir de entonces la película se convierte en una sucesión sin sentido de gags sin demasiada gracia, de personajes haciendo tonterías y de canciones, por Dios, canciones. Todo con un aire de que los guionistas estaban consumiendo setas de la risa mientras trabajaban que ni les cuento.

Luego todo se soluciona en cinco minutos, con un protagonista que de repente alcanza la iluminación, lo arregla todo y devuelve la felicidad a todo el mundo. Los personajes, quitando a los dos niños protagonistas, tienen el desarrollo y la personalidad de aquellos payasos que metían su ropa en lavadoras con diferentes detergentes. Además, el antagonista es a la vez el alivio cómico, con lo cual no es que su presencia sea horriblemente amenazante. Aunque sí que es horrible.

La dirección tampoco corrige lo irregular de la historia, y en ningún momento se consigue una sensación de emoción o interés respecto al destino de los personajes. El ritmo es muy irregular y las escenas parece que no están del todo bien preparadas, puesto que no dejan de sucederse situaciones que ni habían sido introducidas ni luego serán explicadas al espectador. No es que diga que las películas tengan que ir con día de lectura, pero en el caso de una historia de viajes en el tiempo para niños se podrían haber tomado la molestia al menos de explicar por qué los personajes de repente desaparecen, o por qué el futuro cambia de improviso; esas cosas.

El diseño, que suele ser otro de los caballos de batalla de estas películas, tampoco termina de resultar. El futuro se presenta tremendamente retro, con transistores, pantalones a la altura de los sobacos, pompas de jabón, tonos pastel por todas partes y esas cosas que pueblan las pesadillas de cualquier persona que no sea Ágatha Ruíz de la Prada. Además se ha apostado por un aspecto no naturalista para los personajes, especialmente para el antagonista, que viene a ser una caricatura de un malo de vodevil.

En fin, una película un poco aburrida, sin demasiada gracia, que puede que guste a algún niño despistado, pero no sé yo. Recomendada para los que quieran ver el tráiler de "Piratas del Caribe 3", que precede a "Descubriendo a los Robinson". A partir de ahí es todo cuesta abajo.

Puntuacion