Ficha

País

USA, Alemania, UK

Año

2006

Título original

DOA: Dead or alive

Duración

87min

Dirección

Corey Yuen

Guión

J.F. Lawton, Adam Gross, Seth Gross

Reparto

Devon Aoki, Derek Boyer, Sarah Carter, Collin Chou, Eric Roberts, Jaime Pressly

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de DOA: Dead or alive
Autor: malabesta
Fecha: 09/11/2006.
Póster DOA: Dead or alive

DOA: Dead or alive

Digerido por malabesta

"DOA: Dead or alive": la película que bien podría haber producido la MTv sobre el videojuego de lucha que bien podría haber producido la MTv. La saga de juegos "DOA" nunca ha tenido los mejores gráficos, ni el motor más depurado, ni los mejores luchadores. ¿Por qué hacer entonces una película sobre un videojuego de segunda? Porque la mayor aportación del juego al mundo de la consola han sido los bikinis configurables para sus innumerables luchadoras. Imagínense.

A la isla DOA llega un grupo de aguerridos luchadores con el fin de participar en el torneo que organiza el Dr. Donovan (Eric Roberts). Destacan entre ellos Kasumi (Devon Aoki) y su guardaespaldas Hayabusa (Kane Kosugi), Helena (Sarah Carter) y Tina Armstrong (Jaime Pressly). Aunque todas y, en menos medida, todos afirman acudir por el suculento premio de diez millones de dólares, cada uno guarda sus intenciones secretas: Hayabusa y Kasumi buscan a Hayate, el hermano de ésta; Tina busca demostrarle a su padre que ella vale mucho; otros buscan desfalcar la organización DOA... en fin, una serie de excusas para que los personajes tengan algo que hacer, además de pasearse ligeros de ropa, entre pelea y pelea. No me extenderé mucho en analizar la historia, porque sinceramente tampoco se han detenido ellos mucho en hacerla. Sirva decir que en general no se le presta mucha atención, ni por parte del director ni por parte del espectador.

Si "DOA: Dead or alive" pasará por algo a la historia será, probablemente, por ser la película con más primeros planos de vientres y culos de la historia. No se engañen, es lo que hay. Corey Yuen, el director, intenta hacer interesantes y emocionantes las escenas de lucha, pero no nos engañemos, fue el mismo que dirigió "So close", que también era mala un rato largo. La cumbre de su carrera parece ser, por ahora, "The transporter", aunque quizá sólo sea porque en ella contaba con actores profesionales. En ésta, casi todo el reparto ha sido escogido en función de sus habilidades físicas. Sea por su capacidad para la lucha o por su capacidad para entretener a quinceañeros hormonados.

Pedir grandes interpretaciones, o una profunda y reflexiva historia está un poco de más. Pero lo menos que se le puede exigir es un entretenimiento digno. Si acaba de entrar en la adolescencia o la anatomía femenina le produce un interés casi malsano (si es que hay alguna diferencia), "DOA: Dead or alive" es su película. En cualquier otro caso, la encontrará bastante aburrida, incapaz para conjurar la más mínima emoción. Las escenas de lucha son poco menos que trámites hacia el final de la película, y la única evolución que sufren a lo largo de la misma es que cada vez son más largas.

Cuando uno, desprevenido, ve aparecer a Eric Roberts en pantalla sabe, sin lugar a dudas, que la elección que ha hecho en la taquilla ha sido mala. No decepciona en este caso, y además se permite el lujazo de, con la ayuda de unos cuantos cables, entregarse a unas cuantas escenas de lucha, bastante ridículas (sobre todo en comparación con la de los otros actores, bastante más curtidos en esto). También destaca el trabajo de Devon Aoki; uno tiene dudas de si interpreta a una aguerrida luchadora ninja o bien a la dama de Elche en la actualidad. Es sin duda, la actriz con menos músculos en la cara de todo el panorama actual. Y en el siglo del botox, eso es decir bastante.

En fin, un espanto. Recomendada para fans de Jesulín, el cantante.

Puntuacion