Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Street Kings

Duración

109min

Dirección

David Ayer

Guión

James Ellroy, Kurt Wimmer, Jamie Moss

Reparto

Keanu Reeves, Forest Whitaker, Hugh Laurie, Chris Evans, Common, The Game

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Dueños de la calle
Autor: malabesta
Fecha: 23/04/2008.
Póster Dueños de la calle

Dueños de la calle

Digerido por malabesta

Anodina película de policías corruptos, dirigida por David Ayer, guionista de "Training day", que repite. Repite historia, repite ambientación, repite personajes y por lo que a mí respecta, repite veredicto.

Con un guión de James Ellroy, autor de la novela "L. A. Confidential", especialista en literatura policíaca de tipos duros, y una especie de quiero y no puedo de David Mamet, "Dueños de la calle" recuerda más de lo que debería a la película de Russell Crowe y Kim Bassinger. Keanu Reeves da vida a un policía brutal, corrupto y no muy listo -pero en el fondo bueno- que puentea el sistema para imponer su justicia, muy en la línea de Crowe en "L. A. Confidential", acompañado de otros personajes cuyos motivos y acciones son casi un deja-vu.

De haberse estrenado antes de "Training day" o "El fuego de la venganza", por ejemplo, quizá podría haber escapado, pero ese estilo de violencia descarnada y esa visión del mundo policial ya no sorprende a nadie, y sólo queda una historia de agentes supermachos y maledicentes que van desgranando de manera no demasiado coherente (todos los personajes tienen una habilidad increíble para "pasar por allí" en el momento exacto) una intriga con un final anunciado, y que aún así no deja de resultar un tanto irrisorio, en gran parte por el mensaje que transmite.


Fuera de sus particulares infiernos interiores, los personajes no son nada (el típico policía desaliñado, el jefe trepa, no falta el "estaba a punto de retirarse", etc.), en especial todas las mujeres de la película, que no es nada paritaria y los escasos minutos en el que torrentes de testosterona no salpican desde la pantalla, las retrata como auténticos floreros (en el mejor de los casos).

Las numerosas -y a veces gratuitas- escenas de acción son lo que salvan la película. No son ninguna obra maestra, pero están bien rodadas. Especialmente la que ocupa los primeros minutos, que además sirve para que uno se haga unas ilusiones que rápidamente pierde.

El reparto, encabezado por Keanu Reeves y Forest Whitaker, no pasa de correcto. Keanu parece que confunde el ser un tío duro con la inexpresividad, y Whitaker está muy por debajo de lo que puede rendir. Atención al enfrentamiento verbal de los dos, que marca el punto más bajo de "Dueños de la calle". De secundario de lujo cuenta con Hugh Laurie, el Dr. House, que aquí interpreta a un agente de asuntos internos que efectivamente también podría apellidarse House.

En fin, una olvidable película de acción, recomendada para gente con mucha calle.


Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion