Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Enchanted

Duración

107min

Dirección

Kevin Lima

Guión

Bill Kelly

Reparto

Amy Adams, Patrick Dempsey, James Marsden, Susan Sarandon, Timothy Spall, Idina Menzel

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Encantada
Autor: bronte
Fecha: 16/12/2007.
Póster Encantada

Encantada

Digerido por bronte

No hay manera. Los dibujos de Disney jamás volverán a ser lo que eran. Y mira que lo intentan. "Encantada" no es sólo un continuo homenaje a los grandes filmes clásicos de la factoría, sino que incluso empieza con animación intentando recordar maravillas como "Blancanieves" o la "Cenicienta". Tanta angularidad en las facciones mata el encanto inocente, tema en el que también se aplican con las canciones. El título caribeño-jamaicano en Central Park es el no va más de lo ramplón. ¿Dónde habrán ido todas aquellas canciones míticas de la Disney...?

"Encantada" es hija de su tiempo. Qué manía con enfrentar el mundo ficcional y el real  y recordarnos que no son lo mismo. Ya lo sabemos, caramba, ya lo sabemos. En el mundo real ni ganan los buenos ni hay finales felices. ¿Pero a qué viene esta fijación con "hacernos despertar"? Vamos justo al cine para todo lo contrario, porque eso esta tendencia tan acusada no puede augurar cosas buenas. Desde que "El último gran héroe" abrió la veda, todo el mundo se ha aplicado con denuedo a demostrarnos todas las falsedades en las que se basan las historias. Que los héroes tienen sensibilidad en las terminaciones nerviosas y se hacen daño en las peleas y que la gente por la noche a veces ronca. La diferencia está en que "El último gran héroe" insistía en seguir creyendo, en seguir participando de la magia de la ficción, mientras que en estos años la cosa ha mutado más a "son sólo cuentos". "Encantada" se queda a mitad y mitad, y no se han atrevido a tanto, pero con todo nos intentan convencer de que la vida real es mejor que la ficcional, siempre y cuando se viva con la emoción de un cuento. Un poco enrevesado, pero cierto al fin y al cabo.

Giselle, tras ser ayudada por todos los animalitos del bosque en sus tareas diarias, se compromete con el Príncipe Edward dos minutos después de conocerle. Los celos de la malvada Reina regente, aterrada ante la posibilidad de que el matrimonio del heredero la desplace del trono, hacen que mande a Giselle a Nueva York, que hombre, el País de las Maravillas no es, pero si hay algún sitio en el mundo donde una historia de hadas se pueda hacer realidad, desde luego es allí. Giselle, aterrorizada por lo despiado del mundo real (ya saben, coches, obreros de la construcción y tal...) conoce a un abogado divorciado con una niña de seis años, empeñado en que todo el mundo viva con mucho realismo, incluida la churumbela. Después llegara a NYC el príncipe Edward, luego el esbirro de la bruja, después la bruja y toda la basca y cantan cuando pueden.

Obviamente momentos románticos, algunos golpes de humor conseguidos, pero sobre todo, una "pièce bien fait", . Nada es disonante en esta película salvo lo malo de las canciones. Recuerdos, como ya he dicho, a "Blancanieves", "Cenicienta" y especial para "La dama y el vagabundo", se entreveran con una comedia romántica ortodoxa, apta para todos los públicos, excepto en dos toques de mal gusto que incluyen una paloma coja y una ardilla "crucificada". Elementos que requieren especial atención por su función distanciadora en el conjunto de la trama. Amy Adams está monísima, aunque un poco arrugada, la verdad, y este Parick Dempsey tiene la misma vida en la cara que la cara de una moneda, de Franco, si me apuran. James Marsden también muy mono, y alivio cómico del conjunto y Susan Sarandon ganando un pastón por tres minutos en los que no puede lucir las piernas. Afortunadamente. Tampoco luce nada más. La voz de Gisela cantando las canciones de Giselle, lamentable. Lamentable. No hay otra palabra para definirla. Dato curioso, la tierra ficcional maravillosa se llama Andalasia.

Gustará, emocionará a los niños y no molestará a los mayores. Una buena amalgama de elementos de ayer, hoy y siempre, en una película que pasa bastante de hablar de sentimientos humanos para centrarse más en lo bonito del envoltorio. Recomendada para islámicos extremistas duros de oído.

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion