Ficha

País

Alemania, Canadá, USA

Año

2008

Título original

In the name of the king: A Dungeon Siege tale

Duración

120min

Dirección

Uwe Boll

Guión

Doug Taylor

Reparto

Jason Statham, John Rhys-Davies, Ray Liotta, Leelee Sobieski, Burt Reynolds, Ron Perlman, Claire Forlani

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de En el nombre del rey
Autor: malabesta
Fecha: 01/03/2009.
Póster En el nombre del rey

En el nombre del rey

Digerido por malabesta

Uwe Boll es un hombre tenaz que ha conseguido dos cosas poco comunes: sus películas siempre van a peor y aún así, él nunca decepciona. "En el nombre del rey" es su proyecto con más presupuesto, cómo describirlo. Tener una experiencia similar requiere ver "El Señor de los Anillos" y un capítulo no particularmente brillante de los "Power Rangers", acompañarlos de una copiosa cena e irse a la cama sin haber hecho la digestión.

El Granjero (Jason Statham) es un pobre huérfano que vive, felizmente casado con Solana (Claire Forlani), cerca del pueblo de Stonebridge. Éste es atacado por los Krug, hediondas criaturas que se llevan a su mujer, por lo que no le queda más remedio que aliarse con su viejo amigo Norick (Ron Perlman) y perseguirlos. Tal empresa lo terminará colocando junto al rey Konreid (Burt Reynolds) para enfrentarse al malvado mago Gallian (Ray Liotta). Añadan a John Rhys-Davies y a Leelee Sobieski, él es el mago real y ella su hija (a la vez que ayuntada de Gillian), y verán dos cosas: la primera es que aquí hay mucho personaje, y la segunda es que el presupuesto se ha ido en buena parte a pagarle a esta gente, cuando puestos bajo las órdenes de Boll unos troquelables darían el mismo resultado por un precio mucho menor.

Uno de los efectos de tanta gente es que el guión no tiene ni pies ni cabeza; tampoco ayuda el hecho de que por lo visto hayan tenido que podar las casi tres horas originales de metraje a las dos en que se ha quedado. Sorprendentemente, consigue convertir una historia simple como un botón en algo casi inabarcable, pero únicamente porque está llena de personajes que hacen las cosas porque sí; es decir, ahí tenemos al protagonista, que se gana la vida plantando nabos -tal cual- pero lucha mejor que nadie. Toda su vida ha vivido en un pueblucho de mala muerte, pero su arma preferida es un bumerán. ¿Explicaciones? No. Y así va la cosa. Y mediten ustedes qué mundo es éste, en el que alguien le deja a Uwe Boll hacer una película de tres horas. Por lo visto el DVD conserva la edición íntegra, a la que nosotros meros espectadores palomiteros no tendremos acceso. Una pena.

Por esos campos de batalla más que los ejércitos lo que campea es el tedio, que sin duda se cobra más víctimas en la platea que krugs despacha el bueno de Statham, que con ésta añade otra perla a su carrera.
Cuando uno ve una película que sabe que es mala, siempre le queda la esperanza de que lo sea hasta tal punto que ofrezca algún momento memorable (como "El Rey Arturo") que después comentar con los amigos y reírse todo lo que uno no se ha reído en la sala. Pero Boll no da ni una. "En el nombre del rey" está mal hecha. Y punto.

No tiene ni un solo momento emocionante. Quizá despues de haber visto "El retorno del Rey" demasiadas veces, Uwe Boll debió pensar que lo de las luchas épicas luce muy bien en pantalla. Pobres de nosotros. Por esos campos de batalla más que los ejércitos lo que campea es el tedio, que sin duda se cobra más víctimas en la platea que krugs despacha el bueno de Statham, que con ésta añade otra perla a su carrera.

De la labor actoral hay que resaltar sin duda la emoción que produce ver en pantalla grande un duelo interpretativo épico e impresionante: una larga y dramática escena entre Burt Reynolds y Jason Statham. Emocionante, digo, como ver a dos equipos en liza por evitar el descenso. Del resto habría que destacar a Sobieski y Rhys-Davies; sus trabajos son por momentos tan realistas que es imposible separar al actor del personaje: a veces uno no sabe si la confusión y temor en sus caras se debe a los terribles eventos a los que sus magos se enfrentan o refleja la repentina percepción del estado en que se encuentra su carrera.

En fin, una mala película, para qué decir más. Recomendada para lectores asiduos de otras páginas.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion