Ficha

País

UK, Italia, Alemania, España

Año

2007

Título original

It's a free world

Duración

96min

Dirección

Ken Loach

Guión

Paul Laverty

Reparto

Kierston Wareing, Juliet Ellis, Leslaw Zurek, Joe Siffleet

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de En un mundo libre
Autor: malabesta
Fecha: 25/02/2008.
Póster En un mundo libre

En un mundo libre

Digerido por malabesta

Con "En un mundo libre" Ken Loach nos vuelve a dar otro sermón sobre lo que funciona y no funciona en la sociedad inglesa y por extensión en el resto de Europa, que supongo que será lo que está detrás de que una película tan relativamente localista como ésta se estrene en España.

A Loach le pasa como a Van Damme, cuando uno va al cine por lo general ya sabe lo que se espera. En estas coordenadas, ¿es una mala película? No. Aunque se hace aburrida por momentos, no llega al hastío de "Mi nombre es Joe". Pero vamos, tampoco se hagan muchas ilusiones.

En cuanto a su profundidad, "En un mundo libre" viene a ser algo así como cuando uno se caía de pequeño y exclamaba "¡mesa mala!". En lugar de una meditación sobre el problema de la inmigración y el trabajo basura que genera (y a dónde van a parar los beneficios de éste), Loach se limita a mostrar lo malos que somos. Lo hace a través de la historia de Angie (Kierston Wareing); trabaja en una empresa que se dedica a "importar" mano de obra barata desde Polonia. Cuando es despedida por no acceder a las insinuaciones de su jefe, decide que está harta de que la pisoteen, y que ahora será ella la pisoteadora. Con su compañera de piso Rose (Juliet Ellis) monta su propia empresa de trabajo temporal, consiguiendo trabajo a inmigrantes (legales e ilegales) por menos del salario mínimo.

¿Y cómo se pasa de explotado a explotador? Pues, según Loach, es culpa del sistema: la justicia es una farsa, no nos va a pasar nada; todo el mundo lo hace; al fin y al cabo ellos también se benefician; etc. Escurriendo el bulto de que la responsabilidad última siempre es del individuo, y que el sistema no es al fin y al cabo más que la suma de la gente que lo componemos. Al menos hasta que ya la corrupción de la protagonista es tal que ya no tiene arreglo. Suponemos que su historia es por tanto una alegoría de lo que Loach percibe como la situación económica y humana de su país, y de su futuro inmediato.

Resulta curioso cómo el director británico persigue un realismo visual (tanto en el trabajo de cámara, como en el escaso tratamiento de la imagen o en el trabajo con actores desconocidos) mientras luego en la trastienda sigue usando los trucos más viejos del oficio, como una banda sonora con unos violines lacrimógenos, personajes que tienen una facilidad pasmosa para encontrarse los unos a los otros en medio de Londres, o el uso de situaciones completamente melodramáticas, injertadas en la trama. Cosas así las hace todo el mundo, pero en una película de este cariz rechinan un poco.

Todos los actores funcionan bastante bien en sus papeles, puesto que Loach tiende a seleccionarlos así. Habría que ver qué pasa más allá de "En un mundo libre".

En fin, se echa de menos que Loach salpique menos y profundice un poco más. Recomendada para gente que viva de la plusvalía.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion