Ficha

País

UK, Francia

Año

2007

Título original

Atonement

Duración

130min

Dirección

Joe Wright

Guión

Christopher Hampton

Reparto

Keira Knightley, James McAvoy, Brenda Blethyn, Vanessa Redgrave, Saoirse Ronan, Romola Garai

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Expiación, más allá de la pasión
Autor: malabesta
Fecha: 11/01/2008.
Póster Expiación, más allá de la pasión

Expiación, más allá de la pasión

Digerido por malabesta

Con "Expiación, más allá de la pasión" (con ese innecesario subtítulo pegado al original "Atonement") repiten jugada Joe Wright y Keira Knightley, que habían trabajado ya en "Orgullo y prejuicio", ganándose una nominación para el Oscar a la mejor actriz protagonista. Es más que probable que Keira vuelva a aparecer entre los nominados (acompañada probablemente del director y el fotógrafo), así como también es bastante seguro que se volverá a casa con las manos vacías.

Aunque sin duda se trata de uno de sus mejores papeles (tampoco es que tenga una carrera muy dilatada), viene a ocupar un total de unos veinte minutos en pantalla, y no tiene la exigencia dramática -ni los resultados- de, por ejemplo, el de Angelina Jolie en "Un corazón indomable", que probablemente sea el que se lleve el gato al agua. En "Expiación, más allá de la pasión" (les juro que después de haberla visto aún no entiendo a qué viene lo de más allá de la pasión, si la cosa es más bien recatada), interpreta a Cecilia Tallis, una joven de buena familia que en la Inglaterra de entreguerras se enamora de su jardinero, protegido de su padre y quizá otro de los posibles descendientes de Bill "Botas" Turner a los que Keira parece tener aficción: Robbie Turner (James McAvoy). Briony  (interpretada por Saoirse Ronan, Romola Garai y Vanessa Redgrave), es la hermana menor de Cecilia cuyos sentimientos encontrados por Robbie, celos y demás, hacen que lo acuse de un crimen que no ha cometido, frustrando la historia entre él y su hermana y dando con los huesos del pobre jardinero en el ejército inglés.

La película es muy ambiciosa: parte de una novela bastante bien valorada (con el lastre de reproches que eso siempre conlleva), con una estructura muy compleja y visualmente está muy trabajada. Y se salva más o menos bien en todos los frentes, aunque sin duda se trata de otra de esas muchas mejores películas del año de las que nadie se acuerda a la vuelta del calendario.

El guión está roto en función del crecimiento de la auténtica protagonista, Briony, según su etapa adolescente, su mayoría de edad durante la guerra y su posterior vejez, en el presente. No nos vamos a engañar; como se trata de una película moderna, el relato no es nada lineal, y muchas de los eventos se cuentan desde varios puntos de vista, lo que complica el visionado, especialmente hasta que uno se da cuenta de lo que pasa. Como al fin y al cabo se trata de la memoria de su protagonista, tanta zarandaja tiene su sentido dentro del esquema de la película, pero no deja de tener cierto aire a moda.

Aún así, y a pesar de que "Expiación, más allá de la pasión" supera las dos horas (aunque en ningún momento veo yo que supere la pasión esa del título), no se hace pesada en casi ningún momento, aunque tarde un poco en ponerse en marcha, perdiéndose en presentar a un montón de personajes no del todo relevantes (en general todos los secundarios lo son, apareciendo sin casi ningún efecto sobre la historia) y en postales de la campiña inglesa.


Sin duda Joe Wright no ha dudado en sacrificar el ritmo de la película y el tiempo del espectador para mostrar lo hábil que es componiendo escenas y la fotografía tan chula que ha conseguido.
Sin duda Joe Wright no ha dudado en sacrificar el ritmo de la película y el tiempo del espectador para mostrar lo hábil que es componiendo escenas y la fotografía tan chula que ha conseguido. Y la verdad es que abundan los momentos que uno se colocaría de fondo de pantalla, y hay escenas que, aunque muy poco aporten a la historia sí que se hacen soportables simplemente por su plasticidad. Especialmente a la hora de retratar la Segunda Guerra Mundial: después de "Salvar al soldado Ryan" ya nada queda que ver en los horrores de la batalla, así que Joe Wright prefiere emplear su tiempo en mostrarnos otros ambientes igualmente desoladores.

El reparto está también muy correcto, no siendo Keira Knightley la que más destaca. Es complicado darle escoger a una actriz, porque todas las encarnaciones de Briony están más que bien: Saoirse Ronan, Romola Garai y  Vanessa Redgrave, aunque la suya se trate de una intervención casi testimonial que pone la coda de la película. James McAvoy más que correcto, probablemente en el papel más complicado de la película. Aunque es cierto que todas las actuaciones se difuminan un poco detrás de la dirección y la fotografía, que sin duda son las protagonistas de la película.

En fin, un buen drama, candidato sólido a los Oscar. Recomendado para fans de "La delgada línea roja", "Inocencia interrumpida" y otras mejores películas de todos los tiempos.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion