Ficha

País

UK

Año

1997

Título original

The Full Monty

Duración

91min

Dirección

Peter Cattaneo

Guión

Simon Beaufoy

Reparto

Robert Carlyle, Mark Addy, Tom Wilkinson, William Snape, Paul Barber

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Full Monty
Autor: bronte
Fecha: 18/07/2007.
Póster Full Monty

Full Monty

Digerido por bronte

"Full Monty" se mantiene como la película más taquillera de la historia de Gran Bretaña. Esto no es de extrañar considerando que el filme de Peter Cattaneo cuenta con dos raras virtudes: en primer lugar es una de esas cintas que se pueden ver numerosas veces sin que se haga aburrida o llegue a cargar. En segundo lugar, y más importante, consigue ese raro virtuosismo por el cual la tragicomedia es total. Al contrario que otros filmes cuyas escenas pasan de la comedia al drama consecutivamente, en "Full Monty" todas y cada una de ellas son tremendamente divertidas, y justamente en su humor radica su drama. Contemplar a un grupo de hombres bailando en la cola del paro es muy divertido, pero al mismo tiempo profundamente triste, al constatar que hay momentos de tal desesperación en los que se llega a hacer de todo.

Nuestro grupo de protagonistas, todos ellos víctimas de un descalabro económico que Margaret atajó engrosando las filas del desempleo (tendencia cinematográfica ciertamente exitosa en UK hace unos años), consideran la posibilidad de ofrecer un espectaculo de strippers para hacerse con algo de dinero. La película discurre entonces mostrando el origen de la idea, el casting para encontrar "bailarines", los ensayos y finalmente el espectaculo. Obviamente todos los integrantes de este grupo son desheredados que poco tienen que ver con los "auténticos" "boys" a todos los niveles, pero más cornadas da el hambre.

"Full Monty" es una de esas películas que viene a demostrar que el físico no es nada cuando el encanto entra en escena. Ni Robert Carlyle, ni Mark Addy, ni Tom Wilkinson son "sex-symbols", pero la película se encarga de ofrecerlos verdaderamente encantadores. En la trama, aunque cómica muy adulta, la intervención de las mujeres es prácticamente nula, limitándose a la mujer de uno de nuestros danzantes, y quien se encarga de recordar al espectador que el amor está por encima de la grasa.

El filme, lleno de escenas hilarantes, no recurre al slapstick ni al enredo para ello, y más bien se apoya en "la verdad y el dolor" que hay en toda comedia. Llena de realismo social y emocional, está construida en un "crescendo" que hace que la última secuencia sea totalmente apoteósica. Además de sus excepcionales intérpretes, tiene gran peso en el conjunto la música, descriptiva e ilustrativa y en todo caso, elegida con gusto exquisito. Una película blanca, tolerada para todos los públicos, que sin embargo no tiene reparos a la hora de hablar de temas tan trascendentes como la propia aceptación, el fracaso, el amor incondicional, la valentía y otros muchos tan y tan importantes.

De lo mejor de los últimos años. Recomendada para gente con ritmo interior.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion